El grupo municipal socialista del ayuntamiento de Cartagena se cae del guindo

¡¡ALBRICIAS!! El mencionado grupo se ha adherido, ahora, a la petición para que se constituya una comisión de investigación municipal para que se aclare porqué desde el año 2007 hasta el 2010, no se ingresó el pago del 30% correspondiente a las plusvalías generadas por la venta de las viviendas en el Bº Universitario que ascienden a un total de 3,5 millones de euros y que la sociedad beneficiaria de la concesión administrativa, Residencial Puerta Nueva, repetimos, no se ingresó en las cuentas de la sociedad municipal Casco Antiguo de Cartagena.El Grupo municipal socialista se ha caído del guindo 5 años después de que comenzaran a ocurrir los hechos mencionados a tenor del comunicado que la Agencia Tributaria hizo al Ayuntamiento y de la denuncia pública realizada por el concejal del Movimiento Ciudadano, D. José LópezSi este miembro de la Corporación municipal no hubiese “levantado la liebre”, la Sra., Dña., Caridad Rives y compañía seguirían en el limbo, en uno de los casos más relevantes de los últimos tiempos, “vox populi” entre los ciudadanos cartageneros.Preguntamos: ¿Quién era el o los responsables máximos del Grupo Socialista en la Corporación municipal durante los años 2007, 2008, 2009 y 2010? ¿Quién era el representante socialista en la sociedad municipal Casco Antiguo de Cartagena?

Son preguntas que, al margen de los nombres propios, indican una dejación en las responsabilidades públicas, en este caso, de la oposición. Entendemos que una oposición puede ser un lugar cómodo para algunos, pero no en un partido socialista. Es, quizás, el tipo de omisiones del ejercicio mandatado por los ciudadanos lo que ha llevado al PSOE a la situación actual de casi ostracismo político en cuantas Instituciones Públicas haya en nuestro Estado.

La falta de una oposición firme y comprometida con los ciudadanos ha provocado, en el caso de Cartagena, que el PP haya hecho de Cartagena el cortijo que nunca fue ni tuvo. Un cortijo donde los silencios han abierto las puertas no a un futuro racional y ponderado, si no a un presente y a un futuro con la mayor ruina del reino. Y a la utilización de los muchos o pocos recursos en beneficio de unas tramas que pudieran rozar lo mafioso. De haber existido una oposición cabal y consecuente, esto no hubiera ocurrido y Cartagena no estaría a la cola de las colas.

Ha tenido que ser un Movimiento Ciudadano y con sólo un hombre el que pusiera al descubierto tanta infamia en la casa que es de todos y no sólo de unos cuántos. No ha necesitado de estrategias de voto, ni de censos, ni de un montón de secretarios generales. Sólo ha echado mano de su compromiso ciudadano, con sus votantes, que son los auténticos soberanos en Cartagena. O se está en política o no se está. La política no es el coladero para los intereses de unos pocos avispados, la política es servicio al ciudadano, al vecino de nuestra casa, de la calle. Esa es la verdadera política, lo otro no es un servicio público, lo otro es un servicio personal.

El Sr. López está dando una lección histórica, no sólo al PSOE, si no también a otras fuerzas políticas. El Sr. López está recobrando las bases y los principios de un trabajo, LA POLÍTICA, al que nadie obligó a presentarse. Un solo hombre, sin más gente, sin más aparatos, sin tanta y tanta reunión y pérdida de tiempo. Con las ideas claras de a quién se ha elegido servir, no hay más que honestidad y coherencia consigo mismo y con las siglas que le cubre.

El PSOE debiera hacer reflexiones profundas de cuáles son sus objetivos, no sólo en Cartagena, si no en toda la Región de Murcia y en el resto de España. Son tiempos convulsos, muy convulsos los que vivimos y no se le ve salida a tanto desafuero. El PSOE ha de centrifugarse y volver a sus orígenes y comenzar a exigir los puntos principales y básicos de su ideología. Ya no son tiempos para las ambigüedades, ni siquiera para los consensos (El PP ha roto todos). Son tiempos para la exigencia, para no permitir que nos arrebaten, como están haciendo, el escasísimo estado del bienestar conseguido. Tampoco son tiempos para permitir la llegada de aquellos que sólo ven al partido como instrumento para sus fines personales. Honestidad y servicio público, sólo se trata de eso.

Si no se hace así, creemos, que el PSOE carecerá de futuro alguno. El ciudadano será más o menos torpe, más o menos rápido en sus valoraciones, pero no es tonto y dará sus votos a aquellos que sepan defender lo que se suyo, aquello que han pagado con su trabajo, con sus tasas y con sus impuestos.

VegaMediaPress vuelve a hablar de nuestro concejal
A %d blogueros les gusta esto: