José López Martínez, Concejal y Portavoz del Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano de Cartagena, presenta al Pleno para su debate y posterior aprobación, la siguiente moción sobre Cumplimiento de la Ley 4/2007 de 16 de marzo, de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Murcia.

MOCIÓN

El artículo 8 de la Ley 4/2007 de 16 de marzo de Patrimonio Histórico de la comunidad de Murcia establece con claridad las obligaciones del propietario de un Bien de Interés Cultural: “Conservarlos, custodiarlos y protegerlos para asegurar su integridad y evitar su destrucción o deterioro”.
Por otra parte, el Artículo 6 de la misma ley (Deberes de cooperación y colaboración entre administraciones públicas) obliga a las entidades locales a conservar, proteger y promover el patrimonio cultural de su ámbito territorial. Concretamente reza: “los ayuntamientos comunicarán inmediatamente a la dirección general cualquier hecho que perturbe o pueda perturbar la función social de dichos bienes, adoptando las medidas cautelares para su defensa y conservación”.
Este grupo municipal quiere denunciar ante el Pleno varias actuaciones del Ayuntamiento de Cartagena a lo largo del tiempo que llaman la atención por repetitivas. En todas ellas no ha realizado labores de administración coadyuvante y en otras ha obviado sus obligaciones como propietario. En todos estos casos la denuncia ante la Dirección General de Bienes Culturales para exigir el cumplimiento de la ley ha sido interpuesta por la sociedad civil mediante colectivos de defensa del patrimonio o por Movimiento Ciudadano. Denunciamos, por consiguiente, en este Pleno Municipal que el ejecutivo incumple, reiteradamente, los artículos 6 y 8 de la Ley de Patrimonio Histórico.
En todos los casos que vamos a enumerar se ha remitido copia de la denuncia ante la Dirección General de Bienes Culturales al Ayuntamiento de Cartagena. Sólo en uno de ellos emite una resolución, la del día 27 de abril de 2012, incumplida “ab initio”. Por supuesto, los denunciantes jamás recibieron respuesta del Ayuntamiento en cuatro de los expedientes que enumeramos a continuación:

1.- Monasterio de San Ginés de la Jara (Expediente 171/2012): Entre los años 2007 al 2011 no se actúa en el mismo, ni como administración, ni como propietario del monumento. No se realizó intervención alguna en él para cumplir con las obligaciones que impone la ley, ni se comunicó a la Dirección General de Bienes Culturales la situación “atípica” del mismo a causa de la no intervención del poseedor (Hansa Urbana). Estos hechos o mejor dicho, esta inacción,  contribuyó a facilitar el expolio y la degradación del monumento. No existe en el expediente de la Dirección General de Bienes Culturales documento alguno que muestre intervención por parte del Ayuntamiento de Cartagena durante esos años.

2.- Eremitorios del Monte Miral (Expediente 33/2014): El Ayuntamiento incumple sus deberes como administración coadyuvante y tiene que ser una denuncia de este grupo municipal lo que desencadena la actuación en la Dirección General de Bienes Culturales. No existe en el expediente comunicación alguna con la administración regional en orden a la protección de este BIC anterior a la denuncia de Movimiento Ciudadano. Teniendo en cuenta la interrelación de San Ginés de la Jara con el Miral es inútil alegar falta de conocimiento del estado de los eremitorios.

3.- Castillo de los Moros (Expediente 247/2014): Propiedad del Ayuntamiento. Este grupo municipal denuncia la situación de abandono que sufre por la acumulación de basura y maleza. La Dirección General de Bienes Culturales insta, vergonzosamente, a su titular a que realice un mantenimiento del mismo periódicamente. Siendo su propietario el Ayuntamiento, creo que sobran las palabras.

4.- Torre Fuerte de San José (Expediente 276/2014): ha sido la última de las sorpresas. La denuncia de una asociación obtiene una resolución de la Dirección General de Bienes Culturales que da el plazo de un mes al Ayuntamiento de Cartagena, como propietario, para la presentación de un proyecto que abra, entre otras cosas, camino de acceso al BIC. Éste desapareció cuando se procedió al desmonte del cerro para dar acceso a la Universidad Politécnica de Cartagena, imposibilitando por completo realizar en el Castillo de Despeñaperros labor de conservación alguna. No existe en su expediente ningún documento, anterior a la denuncia, por el que el Ayuntamiento comunique a la Dirección General el problema que tiene el BIC.

5.- Villa Calamari (Expediente 252/2014): Hemos tenido conocimiento de que dos grupos distintos de ciudadanos están a la espera de recibir notificación al respecto por parte de la Dirección General de Bienes Culturales tras la denuncia interpuesta. Como en todos los casos anteriores, el Ayuntamiento obvia su labor de administración coadyuvante en la defensa del patrimonio de la ciudad.

Por lo expuesto presento moción a este Pleno Municipal para que se cumpla por este Ayuntamiento la Ley 4/2007 de 16 de marzo, de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Murcia.

Cartagena, a 13 de marzo de 2015

Fdo. José López Martínez
Portavoz Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano

Moción -RECHAZADA POR EL PP- sobre Cumplimiento de la Ley 4/2007 de 16 de marzo, de Patrimonio Histórico de la Comunidad
A %d blogueros les gusta esto: