El pasado domingo se celebraron las elecciones municipales en las que todos coinciden en que Movimiento Ciudadano de Cartagena (MC) ha sido el gran vencedor, habiendo también unanimidad en quienes han sido derrotados.

Desde MC queremos transmitir nuestro profundo agradecimiento a todos los cartageneros que nos vienen apoyando y a aquellos que nos votaron, pero sobre todo queremos matizar que la victoria que ha canalizado MC no es la de una organización vacía o destinada a gestionarla en su interior, sino la de toda una ciudad que se revuelve contra la injusticia, contra el abandono y el ostracismo y vuelve a demostrar que cuando la causa es noble y justa, ella responde con lealtad y heroicidad.

Somos conscientes de que el tamaño del desafío es aún mayor hoy, porque el masivo respaldo a nuestro programa de gobierno, a las ambiciones de toda una comarca, aumenta el grado de responsabilidad, y eso lo aceptamos con entusiasmo, recordando que no estamos aquí para gobernar una ciudad ni para mercadear con ella, sino para hacerle justicia histórica y social, pero también poner la bases de un futuro próspero, en el que nunca más tengamos que luchar por lo evidente, por lo que nos corresponde, porque MC no va a poner Cartagena sobre la mesa de debate si no es para hablar de todos los proyectos que llevamos en el programa de gobierno que hemos confeccionado con los cartageneros, y quienes no entiendan la importancia de Cartagena y sus necesidades, es que no han entendido lo que ayer gritaron los ciudadanos.

No es el día para hablar de alianzas políticas, sino de compromisos con los ciudadanos y con el desarrollo de la comarca, a los que MC y los demás debemos respeto, dedicación y resultados.

Es tiempo de esperanza, de la gestión política honrada, decente y al servicio de las necesidades de los ciudadanos y los proyectos que las colmen, es tiempo de MC, es tiempo de Cartagena.

Los cartageneros han abierto en las urnas la puerta del futuro
A %d blogueros les gusta esto: