Tras la magnífica gestión de los años de MC, la sociedad ha liderado un cambio en el urbanismo del municipio con un contenido eminentemente social

Castejón se muestra, una vez más, incapaz de sacar unas cuentas adelante tras el rechazo de los grupos a los números de Casco Antiguo correspondientes a 2017

Esta mañana, se ha celebrado, en el Palacio Consistorial, reunión de la Junta General de Accionistas de Casco Antiguo. Durante el transcurso de la misma, el portavoz del Grupo municipal MC Cartagena, José López, ha apremiado a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, a qué defina la postura del PSOE sobre el futuro de esta sociedad municipal, añadiendo que “desde el mes de marzo, el PSOE no convoca Consejo de Casco Antiguo, y actúa en minoría y a escondidas”.

López ha subrayado que “la situación de Casco es ahora viable”, debido a que con “el superávit de 2017 se ha pagado casi la mitad de la deuda de Casco y el resto de préstamos de la sociedad los asume el Ayuntamiento como propios”. Por ello, ha indicado que el PSOE debe decidir si esto les sirve “bien para liquidar la sociedad, bien para ponerla en curso, pero desconocemos qué quiere hacer el PSOE, o quizás es que el mismo PSOE no sabe lo que quiere, algo a lo que nos tienen acostumbrados”.

El portavoz de MC, quien presidió Casco Antiguo durante su alcaldía en la primera parte de la legislatura, ha recordado que bajo la gerencia de Antonio García, “la sociedad Casco Antiguo ha estado funcionando y dando buenos números para el Ayuntamiento, pero como es un hombre de izquierdas pero cartagenerista, había que liquidarlo”, ha resumido sobre la salida de García de la dirección de la sociedad.

Cabe recordar que, durante la gerencia de Antonio García, quien fue propuesto por MC, la deuda de la sociedad, que ascendía a 17.450.000 euros en septiembre de 2015, quedó fijada a 31 de diciembre de 2017 en 10.200.000 euros, reduciéndose la deuda en bancos en más de 7.250.000 euros y pagándose intereses por una cifra que ronda los 650.000 euros. Además, se refinanció la deuda, se bajó el tipo de interés medio de la deuda del 5% al 1,25%, además de la puesta al día de los pagos en relación a las revisiones de casos judiciales por expropiaciones por una cantidad cercana al millón de euros.

Igualmente, se ha conocido en fechas recientes que, a cargo del superávit generado por la gestión de MC en las cuentas municipales de 2017, se han amortizado otros 4,7 millones de euros

El balance de gestión de Casco Antiguo, bajo la alcaldía de MC y la gerencia de Antonio García, habla de una sociedad que ya no generaba pérdidas, sin necesidad de recurrir al rescate con fondos municipales y, ello, a pesar de las trabas que los socialistas desde dentro y los populares desde fuera pusieron de modo constante a dicha gestión.

Casco Antiguo se convirtió en una herramienta útil y lideró un urbanismo social en todo el municipio frente a lo que antes era una empresa deficitaria e investigada por una posible defraudación de IVA por la gestión del PP o un contrato ilegal firmado con su gerente. Del mismo modo, se impulsó un nuevo rumbo en esta sociedad municipal marcado por distintas actuaciones marcadas por la sostenibilidad y responsabilidad social en distintos barrios del municipio, la regeneración urbana y la integración.

 

MC se abstiene en la votación para la aprobación de las cuentas de 2017

MC se ha abstenido en la votación para la aprobación de las cuentas correspondientes a 2017, explicando el dirigente cartagenerista que “en el presupuesto de Casco Antiguo para el año 2017, se contemplan ingresos provenientes del Ayuntamiento, así como la devolución de las cantidades que Casco había gastado en adquirir terrenos para el Ayuntamiento, es decir, para uso público. Esto se hace con los informes favorables de todos los servicios municipales”. Finalmente, las cuentas de Casco Antiguo no han sido aprobadas.

López ha dado a conocer que “ocurre que, cuando tienen que ejecutar esas partidas presupuestarias, aparecen informes contradictorios de alguno de los servicios que antes decían lo contrario, coincidentes con los intereses del PSOE o de Ana Belén Castejón y, como consecuencia de esto, Casco Antiguo no recibe el ingreso previsto y pasa a dar pérdidas”.

Ante esta circunstancia, José López ha concluido reseñando que “los miembros del Consejo tenemos responsabilidad patrimonial en esta sociedad”, por lo que MC Cartagena no apoyará “actuaciones basadas en informes contradictorios”.

 

López exige a Castejón responsabilidad en la gestión de Casco Antiguo y que aclare el futuro de la sociedad
A %d blogueros les gusta esto: