*Declaraciones de José López

 

Esta mañana, el portavoz del Grupo municipal MC Cartagena, José López, al amparo de sus funciones como presidente del consejo de administración de la sociedad Casco Antiguo, ha convocado reunión de la sociedad, a celebrar el próximo viernes 9 de noviembre (10:00 horas, edificio administrativo de San Miguel).

El objeto de la convocatoria de López, una vez más, es remediar “la supina torpeza del Gobierno socialista, incapaz siquiera de cumplimentar los procedimientos más rutinarios, aquel que permite revocar y nombrar presidente, gerente o apoderado de la sociedad o designar nuevos consejeros”.

De esta forma ha comenzado su intervención el líder de los cartageneristas, quien ha incluido, en el orden del día, su cese como presidente del consejo de administración, así como la votación del nuevo máximo responsable del citado órgano, el socialista Juan Pedro Torralba.

Acto seguido, ha alertado sobre un hecho de especial relevancia. “Puede ser que desde enero todo lo que han hecho en la sociedad sea ilegal, desde pagar nóminas a apoderar a un funcionario para actuar en nombre de la sociedad. Y es que, según el registro mercantil, el presidente sigo siendo yo porque no supieron tramitar el nombramiento de Aznar, que ahora tampoco está”.

Posteriormente ha incidido en la voluntad de control y fiscalización que MC se ve obligado a ejercer. “He convocado para que el Gobierno rinda cuentas de su plan de acción para la sociedad hasta el final de la legislatura o de cómo afectan los pagos por expropiaciones a las finanzas de Casco. Aunque no descarto que no vengan o se nieguen a explicarlo. Igual no quieren a uno de los suyos de presidente y vetan a Torralba, porque ahora le toca a él caer en desgracia”.

López ha matizado que, en cualquier caso, “lo que deseamos conocer es la situación financiera real de la sociedad, así como el estado en el que se encuentran dos proyectos iniciados por Antonio García, el molino y espacio público del Monte Sacro y o si avanza el arreglo de los desaguisados populares y socialistas en el barrio universitario”.

“Los hechos pasados”, ha especificado el concejal, “nos obligan a estar vigilantes. Y es que los vaivenes en los que nos mete Castejón nos cuestan dinero. Por eso, estamos obligados a velar para que la gestión no se resienta aún más y que se imponga una línea de trabajo coherente, excavando antes de actuar (o lo que es lo mismo, excavando antes de vender parcelas), planificar y tener una idea responsable para ejecutarla en el medio y largo plazo”.

 

A %d blogueros les gusta esto: