Testigos presenciales señalan que el delegado del Gobierno regional, Diego Conesa, subió a un vehículo de Protección Civil para llegar al lugar de la Romería mientras el dispositivo preparado impedía que personas de avanzada edad llegaran en sus coches

 

La jornada festiva en la Romería de la Rambla del Cañar, celebrada el pasado domingo, resultó empañada por una nueva muestra de despotismo y utilización de las instituciones por parte del PSOE.

En esta ocasión, y tal como han informado los afectados, el dispositivo montado por el flamante fichaje socialista para dirigir Protección Civil, Sergio Gil, supuso el cierre al tráfico del acceso de vehículos a la Rambla por la entrada desde Isla Plana.

Dicha medida, por sí sola, puede deberse simplemente a su torpeza o falta de conocimiento, lo que sucede es que vino acompañada de unos hechos que resultan escandalosos tal y como los describen las personas que allí se encontraban.

Texto íntegro que han hecho llegar a MC Cartagena:

“Cuando faltaban 4 kilómetros para llegar a la Romería por la entrada desde Isla Plana, había dos señores de Protección Civil que tenían cortado el paso por razones de seguridad. Hasta ahí todo perfecto. La cosa viene cuando les dijimos a dichos señores, por llamarlos de alguna forma, que con nosotros iba una señora de 80 años que encima está operada desde hace poco del corazón y que era imposible que hiciese andando los 4 kilómetros. Les rogamos que por favor llevaran a la señora hasta la Romería. Su respuesta fue que ellos no eran un taxi y se negaron en todo momento a llevarla. Después de decirles todo lo que se me pasó por la cabeza, empezamos a andar con ella por el camino. Una persona que estaba observando lo que nos estaban haciendo cogió su coche y, bajo su responsabilidad, saltó el camino y subió a la pobre mujer. Cual fue nuestro asombro cuando llevábamos andando unos 15 minutos y pasa por nuestro lado el coche de Protección Civil con unos señores de la autoridad, los cuales sí tenían derecho a llevarlos a la Romería pero a la pobre mujer de 80 años, no. Más tarde me enteré que dicha autoridad era nuestro delegado del Gobierno, Diego Conesa. Y que el jefe de Protección Civil, les habló con chulería y poca educación…”

Así las cosas, y según la versión de los testigos presenciales, el coordinador de Protección Civil impidió el acceso a la Rambla de una persona de avanzada edad para después llevar en un vehículo municipal al delegado del Gobierno por el mismo camino por el que impidió pasar a todos los ciudadanos y, en particular, a una señora de 80 años.

Es posible que hoy, el señor Conesa y los suyos, cuando se estén dando codazos para salir en las fotos con López Miras y sus secuaces en el aeropuerto de Corvera, sonrían y aparenten ser cordiales y afables, pero acciones como ésta muestran que los políticos de uno y otro signo, rojos y azules, pertenecen a la peor calaña. A ésa que se da golpes de pecho, habla de igualdad, buenas maneras y respeto y se dedica a aprovechar sus cargos y funciones para promocionar su partido y su imagen, colarse hasta en las romerías y utilizar los vehículos públicos con total impunidad.

Asimismo, y para rematar la faena, los asistentes comentaron la falta de decoro socialista al aprovechar el aperitivo que ofrecía la Junta Vecinal de Perín para colocar junto a la paella un cartel del PSOE. No por resultar habitual deja de parecer indigno que un partido aproveche el dinero público para publicitar y dar lustre a su presencia en un evento popular, y en el caso del PSOE (como del PP regional) es algo con lo que convivimos a diario.

Ya queda menos para que tengan que andar como lo hacemos todos y vivir por sus medios como hacemos la mayoría.

 

Caciquismo socialista en El Cañar
A %d blogueros les gusta esto: