José López señala las similitudes entre la nefasta gestión económica de la Alcaldía socialista y el PP local y regional

 

Hoy, el Grupo municipal MC Cartagena, representando por su portavoz, José López, y las concejales, Isabel García y María José Soler, ha denunciado la grave situación económica en la que se ha visto inmerso el Consistorio tras los dos años de Alcaldía socialista. A la comparecencia pública también han asistido los ediles Ricardo Segado y Francisco Calderón, y el presidente de MC, Jesús Giménez.

En este contexto, el próximo martes se celebrará una Comisión de Hacienda en donde se dará cuenta de la liquidación del presupuesto de 2018, término que refleja muy bien el escenario. “El PSOE de Castejón ha liquidado un Ayuntamiento saneado en el único ejercicio en el que han tenido la gestión presupuestaria”.

Como antecedentes, José López ha citado la situación heredada por MC Cartagena a su llegada a la Alcaldía en 2015, con un Ayuntamiento “intervenido hasta 2022, que subía impuestos y empeoraba servicios”.

Fue resuelto en poco más de un año de fructífero trabajo bajo las directrices de gestión cartagenerista, cerrando el ejercicio 2016 con el fin de la intervención ministerial y amortizando deuda a “un ritmo desconocido en cualquier otro tiempo”. “Cerramos el ejercicio 2017 con una reducción de la deuda en 75 millones de euros y, por supuesto, se habían pagado las facturas del año anterior”, ha recordado.

Pero esta situación tuvo un punto de inflexión. “Después de que Hidrogea nos echara del Gobierno con la complicidad de la alcaldesa, condenada por ello, y de su teniente alcalde a la orden, Manuel Padín, todo ha sido caótico”.

Profundizando en tiempo presente, el portavoz de MC ha reseñado que, en 2019, “no tenemos presupuesto ni ordenanzas, algo histórico o más bien histriónico, como la política de este binomio en el que manda Castejón mientras Padín posa”.

En materia de ordenanzas fiscales, ha señalado que saltándose la vigente de 2018, “han eliminado el fraccionamiento de pagos que la misma consigna, por el afán de ingresar algún euro y provocando molestias y desajustes económicos a los cartageneros”.

 

Obras sin ejecutar

Por lo que se refiera al presupuesto de este ejercicio, prorrogado de 2018, López ha significado que nos llegan “señales muy preocupantes. Las obras que ‘Caostejón’ está haciendo este año se están pagando con el capítulo 2 (mantenimiento y estudios) y no con cargo al 6 (inversiones). Me refiero a los participativos, que se redujeron a 75.000 euros para asegurar su ejecución en 2018 y no se han hecho (algunos ni se han empezado, como la capilla del concejo de la Catedral)”.

No son los únicos asuntos pendientes del Ejecutivo socialista, ya que un altísimo número de las veintisiete enmiendas de MC siguen sin ejecutarse, por ejemplo, la reforma de la Plaza de Alicante, el entorno del Anfiteatro, el consultorio de Santa Ana, el Huerto de las Bolas o el campo de césped artificial de fútbol 5 en La Aljorra.

 

La mentira del superávit

Posteriormente, José López ha desmontado el falaz anuncio del PSOE sobre los doce millones de euros de superávit.

“La realidad es que no tenemos obras ni superávit. Tenemos deudas”. “El reguero de contratistas municipales que han venido a vernos porque Castejón no les paga facturas de 2018 es enorme. Así, a día de hoy, podemos afirmar que el retraso en el pago a proveedores supera los 120 días, cuando la Ley establece en 60 días el límite legal”.

Unas facturas que, a tenor de informaciones que llegan desde diversas fuentes, podrían estar ocultas en los cajones, sin contabilizar para que no aparezcan en la deuda.

 

Herencia socialista, deuda y necesidad de financiación

La coyuntura futura ha sido dibujada por López explicando que “después de presentar la liquidación el quinto mes del siguiente año, cuando volvamos a la gestión municipal tendremos que ‘reliquidar’, y lo que era un superávit de 12 millones se convertirá en deuda y, sin liquidez, Castejón nos estará obligando a pedir préstamos”. “El efecto ‘Castejón’ puede provocar en un año que un Ayuntamiento saneado pase a pedir financiación”, ha concluido.

En este punto, ha recordado la intervención del PP, criticando en la persona de Esperanza Nieto unos números que “ella hacía igual. Lo que no ha contado es que ella estuvo ocho años (2007 a 2015), mientras subían impuestos y no intervenían”.

En este desbarajuste económico adquiere también papel protagonista el Gobierno regional, del que ha formado parte la candidata del PP al Ayuntamiento de Cartagena, “bajando impuestos con PAS y testaFER, apoyado en la muleta de C’s, a costa de no invertir en Cartagena como demuestran los estudios universitarios, y de aumentar la deuda regional, cifrada en 9.300 millones a día de hoy”.

 

Tras el 27 de mayo

López ha finalizado su intervención desgranando el legado de Castejón tras el final de su Alcaldía. “Cuando salga por la puerta de atrás (Castejón), dejará facturas en los cajones, inversiones y contratos sin pagar, nula planificación y la amenaza de reclamaciones millonarias como el Plan Rambla, Novo Carthago, y las que no sabemos”.

Ha valorada esta situación como “un escándalo de enormes proporciones, que solo puede arreglar el equipo que ya recuperó al municipio en 2015, y que deben conocer los vecinos para que cuando se pregunten por qué una obra empezada no se termina, una proyectada no empieza o por qué en 2019 no se hará ni una mejora”.

“Por supuesto, otra vez pagaremos a los proveedores, porque igual que les exigimos cumplir y hemos conseguido grandes bajas en los contratos, el Ayuntamiento no puede provocar más ruina a los empresarios que la padecida por las políticas de PP y PSOE”, ha concluido.

 

El PSOE dispara el tiempo del período medio de pago a proveedores

Por su parte, la concejal de MC Cartagena, Isabel García, ha puesto de manifiesto algunos datos en relación al período medio de pago, haciendo una comparativa entre la gestión realizada por la formación cartagenerista y el PSOE de Castejón.

De este modo, García ha reseñado que, bajo la Alcaldía de José López, “el período medio de pagos estaba cifrado en enero de 2017 en 15,14 días; mientras que, ya bajo el mandato de Castejón, el período asciende  a 72 en marzo de 2019”. Ello porque el periodo medio refleja también aquellas facturas que se pagan de forma inmediata, ratificando así que hay proveedores que no cobran desde el año pasado.

En relación al superávit, la edil ha señalado que “el único presupuesto gestionado por el PSOE en solitario, el de 2018, arroja un saldo de 2.323.795,76 euros; no sabemos de dónde sacaron tanto PP como PSOE la noticia de los 12 millones, igual se confundieron con el saldo de 2017, gestionado por MC conmigo al frente de la Concejalía de Hacienda, que sí fue de 12,5 millones”.

A estos datos hay que sumarle “que en el capítulo de inversiones han dejado de invertir 9,5 millones de los 15,5 de los que disponían”. A la falta de un presupuesto para 2019 se le ha de añadir que, en el presente año, ya se han realizado cerca de una treintena de modificaciones presupuestarias, “por un importe superior a los dos millones de euros”.

Por último, ha criticado que “Castejón, no contenta con dejar hipotecado el presupuesto de 2019, ha comprometido gastos para presupuestos futuros. Un claro ejemplo es el acuerdo de condiciones de trabajo, cuyo informe sobre las consecuencias y repercusiones presupuestarias exigido por Ley no consta en el expediente de la Junta de Gobierno, y hemos solicitado a la Oficina de Transparencia”.

“Ésta es la gestión económica de la que Castejón saca pecho y a la que achaca los resultados de las pasadas elecciones”, ha concluido Isabel García.

 

La constante falta de transparencia del Gobierno de Castejón

Por último, la edil María José Soler ha lamentado que el trabajo a favor de la transparencia realizado por MC, que le valió al Ayuntamiento a recibir el Sello Infoparticipa, ha sido dilapidado por el Gobierno de Castejón “que no cree en la transparencia, sino que esconde informes y facturas en los cajones; no sólo ocultando la información a los grupos municipales sino también a los ciudadanos de Cartagena”.

 

La herencia de Castejón será un Ayuntamiento en bancarrota con cinco meses de retraso en el pago a proveedores
A %d blogueros les gusta esto: