• Isabel García valora la deuda pública regional que alcanza casi los 10.000 millones
  • La vicepresidente de MC traslada el posicionamiento de su formación sobre el papel de los grupos políticos en la Asamblea y la inexistencia de alternativas

 

La crítica situación vuelve a exponer la necesidad de contar con una voz crítica, independiente y responsable en la Asamblea

Los números alcanzan casi los 10.000 millones, cada habitante de la Región ‘debe’ 6.500 euros

La deuda pública de la Región alcanza su máximo histórico y roza los diez mil millones. A lo largo de los últimos días, los medios de comunicación de alcance regional y nacional han informado sobre algo que se ha convertido en cotidiano durante los últimos años. La CARM, un ejercicio más, aumenta su deuda pública.

Esta circunstancia ha sido valorada por la vicepresidente y responsable del área económica de MC Cartagena, Isabel García, reseñando que “en 2019 no solo ha aumentado la deuda regional, sino que lo ha hecho en mayor medida que en años anteriores. Los números casi alcanzan la alarmante cifra de 10.000 millones de euros, por lo que cada ciudadano de la Región ‘debe’ más de 6.500 euros, según los datos publicados por el Banco de España”.

“La coyuntura actual parece no haber frenado la voluntad populista del Gobierno regional al anunciar una incoherente bajada de impuestos, totalmente contraproducente teniendo en cuenta la cuantiosa deuda que arrastra la Región”, ha razonado la dirigente cartagenerista. “¿De qué manera piensan cuadrar los ingresos y gastos de los presupuestos que se van a presentar a final de mes en la Asamblea Regional? A priori, salvo conejo en la chistera, parece una quimera”, ha lamentado.

 

CARM, institución improductiva

Cabe recordar que no es la primera vez que el Consejero de Presidencia y Hacienda de la CARM, Javier Celdrán, así como sus predecesores, señalan la nefasta situación financiera que atraviesa esta Comunidad como un problema de reparto presupuestario regido en el sistema de financiación autonómica. “Una vez más, se evidencia que la catastrófica estructura financiera y la poca representatividad de la Comunidad en el ámbito nacional son el resultado de perpetuarnos como una Comunidad uniprovincial. Quien quiera mirar hacia otro lado que lo siga haciendo”, ha afirmado.

“La consecuencia directa de esta problemática es que el dinero que debería invertirse directamente en los ciudadanos tiene que ir destinado a pagar deuda pública año tras año. Quedan al descubierto las ‘habilidades’ gestoras del Gobierno regional y sus socios”.

 

Un Gobierno regional inerte

La agonía económica que sufre la Región es la demostración empírica de la ineptitud del Partido Popular durante las últimas legislaturas, apoyado por Ciudadanos durante la pasada, para llevar a cabo medidas integrales que sirvan para resolver esta crisis, provocando que la Región llegue a una situación límite. “Hemos comprobado cómo ejercicio tras ejercicio se incumple sistemáticamente el objetivo de déficit y aun así apoyan sus presupuestos, sabiendo que son irreales e inflados. Ni aquellos que los elaboran confían en que se vayan a poder cumplir”, ha argumentado García.

 

¿Cambio de rumbo?

Ante la inminente Ley Presupuestaria 2020, que se presentará a finales de mes en la Asamblea Regional, las previsiones no son nada halagüeñas y se presume que volverán a repetir las malas prácticas registradas en las anteriores legislaturas, las que nos han llevado directamente a la coyuntura actual.

“Situación que pone en tela de juicio el papel regenerador de Ciudadanos, que ya ha contribuido a aumentar el gasto en órganos directivos, así como el de la entrada de VOX en la política, ya que la labor de esta formación no servirá para cambiar el desastroso rumbo financiera que tiene la Comunidad Autónoma”.

Nuevamente quedan de manifiesto los efectos perversos de la inexistencia de una alternativa aglutinadora en la Asamblea, como la representada en los últimos comicios por Antonio García. “Son estas voces críticas e independientes las que representan la oportunidad de llevar a cabo las medidas necesarias para revertir esta situación que acaba siendo pagada por los ciudadanos de la Región”.

 

Algunos datos de interés                                

Actualmente, la deuda pública en la Región se halla en su máximo histórico, con 9.699 millones de euros, lo que supone el 30,7% del PIB, según los datos publicados el pasado lunes por el Banco de España.

En términos absolutos, la deuda pública alcanzó su nivel anual más alto de la historia en España, con 1,21 billones de euros, por encima del ejercicio 2018 (1,173 billones de euros), 2017 (1,145 billones de euros), 2016 (1,104 billones de euros) y 2015 (1,07 billones de euros). De hecho, el saldo de deuda se elevó un 3,8% en términos interanuales y un 0,9% en términos trimestrales.

VOX, Ciudadanos y PP

Diario ‘La Verdad’, 4 de octubre de 2019

El PP, de la mano de Ciudadanos y VOX, continúa incrementando la deuda pública
A %d blogueros les gusta esto: