• Declaraciones del portavoz adjunto del Grupo municipal MC, Jesús Giménez

 

  • Giménez pide al Gobierno local que “cambien sus políticas porque los cartageneros no se lo merecen”

 

Esta mañana ha tenido lugar la celebración del Pleno ordinario del mes de enero, convertido en una escenificación del talante antidemocrático de PP, tránsfugas y Cs, quienes ha convocado las sesiones plenarias de diciembre y enero con una diferencia de únicamente dos días (28 y 30 de este mes), imposibilitado la presentación de iniciativas por parte de la oposición para la fiscalización y control del Ejecutivo.

Durante la sesión de hoy, la oposición en bloque pretendía defender una moción para reprobar la actuación del Gobierno que ha vaciado de contenido este Pleno para, de esta forma, despojar a los grupos municipales de su legítimo derecho para la representación de los intereses de los cartageneros. Sin embargo, en una demostración de soberbia y nula altura democrática, ‘La Trinca’ ha negado el debate de la moción consumando su objetivo de sustraer un Pleno y evitar que se evidencie su pésima gestión al frente del Gobierno de Cartagena.

Las trampas y la censura del Gobierno

Durante la justificación de la urgencia de la moción, el portavoz adjunto de MC Cartagena, Jesús Giménez, ha comenzado su intervención precisando la arbitrariedad resultante de la no inclusión en el orden del día de la iniciativa, registrada “sobre las 12:00 horas y que no quedó reflejada en el orden del día que recibimos a las 14:34 horas”. De esta forma, el Gobierno incumplía el artículo 46.3 del Reglamento del Pleno que obliga a incluir en el Orden del Día “los puntos de ruegos y preguntas y mociones”.

Un hecho que ahonda en el acuerdo de Junta de Portavoces que acordó que las mociones se presentarían el mismo día que se celebraran las Comisiones y en horario hábil, circunstancia que se cumplió en la moción aludida. Acto seguido, ha significado lo incongruente de celebrar un pleno “vacío de contenido en el que, además, se veta la única propuesta de la oposición, confirmando el ánimo de censura del Gobierno”.

Giménez ha continuado manifestando que el Gobierno “había hecho trampas” y que lo que hoy había de debatirse no era “una moción de urgencia sino una moción de reprobación por violar la democracia”

Posteriormente, el dirigente cartagenerista ha fundamentado la justificación de considerar la urgencia de la iniciativa por diversos motivos: “El hecho de vetar el debate y censurar a la oposición evidencia la urgencia de reprobarlos. Del mismo modo, un Gobierno que no es capaz de convocar un Pleno ordinario al mes debe ser reprobado”.

Los méritos acumulados para ser reprobados

El portavoz adjunto de MC Cartagena ha continuado su intervención aludiendo a los retrasos de siete meses del Ejecutivo en labores de gran trascendencia.

 “Han colado una subida de impuestos en el último minuto; del presupuesto de 2020 seguimos sin saber nada; han traicionado a 1.300 funcionarios ocultando el asunto en el orden del día; han entregado subvenciones en contra del criterio del interventor; han frenado la participación y los avances del Plan General; han endeudado el Ayuntamiento; han frenado todos los proyectos de infraestructuras; han introducido el transfuguismo en Cartagena; pero, sobre todo, han convertido el Ayuntamiento en un instrumento al servicio al PP, al Gobierno regional y a Noelia Arroyo”.

Un contexto que Giménez ha definido como “un trabajo coordinado de asfixia a Cartagena que incluye también que no se pueda hablar de su mala gestión”. Para concluir, el dirigente cartagenerista ha añadido que “es urgente que rindan cuentas porque no pueden seguir así, no podemos esperar más a que entren en razón y empiecen a cumplir”, además de solicitar al Gobierno local que “cambien sus políticas porque los cartageneros no se lo merecen.

‘La Trinca’ censura a la oposición negándole su legítimo derecho a la representación de los cartageneros
A %d blogueros les gusta esto: