Declaraciones de la concejal de MC Cartagena, María José Soler

María José Soler: “No existe contrato de limpieza, el de mantenimiento de jardines excluye a los de costa y, además, no llegan a tiempo con los chiringuitos”

A un mes del inicio de la temporada de Semana Santa, nuestras playas presentan un lamentable estado, aquejadas de múltiples problemas de mantenimiento y acondicionamiento. La inacción e ineptitud del Gobierno local está resultando una losa demasiado grande sobre unos espacios que recibirán un significativo número de personas en pocas semanas.

Al hilo de esta situación se ha pronunciado la concejal de MC Cartagena, María José Soler. “Nunca antes nuestras playas habían sufrido la desprotección y dejadez de un Gobierno con esta virulencia. Un nuevo mérito para Arroyo y Castejón”.

Sin contrato de limpieza y los jardines excluidos

Acto seguido, Soler ha trasladado la preocupación de su formación. “Además del vacío de actuaciones y la inoperancia acostumbrada, hay que añadir el vacío contractual que la impericia del Gobierno ha provocado y que resulta decisivo para que nuestra costa presente un deprimente estado”.

Ha desgranado, a continuación, en qué sustenta su argumentación. “No existe contrato de limpieza desde el pasado 31 de diciembre cuando terminó el anterior con FCC y los jardines también se encuentran sin cobertura específica para su mantenimiento. Han prorrogado el pliego anterior que, por si fuera poco, excluye el cuidado de los jardines del litoral”.

Por si el contexto no fuera suficiente, María José Soler ha introducido  una nueva variable. “A mayor abundamiento, no tenemos chiringuitos por no llegar con los pliegos a tiempo. Así es como se preparan Arroyo, Castejón y Casajús para recibir a las miles de personas que acudirán a sus residencias tras conocerse la suspensión de las procesiones de Semana Santa”.

El desconocimiento de la concejal

Para finalizar, la concejal cartagenerista ha manifestado que “la situación no puede sorprendernos cuando leemos a la concejal de Infraestructuras afirmar que nuestra costa alcanza los 40 kilómetros. Por el camino se ha olvidado de otros 60 hasta llegar a los 100 kilómetros reales. Si ni conoce lo que debe gestionar, ¿cómo va a cuidarlo?”

Arroyo y Castejón convierten las playas de Cartagena en lugares inhóspitos y sucios
A %d blogueros les gusta esto: