• El Gobierno de la Junta Vecinal aprueba una iniciativa para implantar la ORA sin contar con los colectivos vecinales

El trabajo de nuestros vocales en la Junta Vecinal Municipal de Los Dolores fructificó ayer durante el pleno celebrado por este órgano al aprobarse dos iniciativas que, de manera directa e indirecta, aluden a cuestiones de salud pública.

En primer lugar, la moción de Antonio Valverde instó a gestionar la instalación  de un desfibrilador semiautomático en cada local social adscrito a la Junta Vecinal, además de remarcar la importancia de ubicarlos en la entrada de las instalaciones para que, en casode que un ciudadano sufriera una parada cardiorrespiratoria en la vía pública, se pueda hacer uso de él con la mayor rapidez posible. Del mismo modo, se llevarán a cabo acciones formativas para el uso de estos aparatos.

El Pleno continuó con la intervención de la vocal Cristina Martínez, quien consiguió los apoyos necesarios para conseguir que los Servicios Sociales se hagan eco y recaben información sobre la posible ocupación ilegal de una vivienda en la calle Enrique Granados, lugar que presenta un preocupante estado de salubridad. Al tiempo, se instó a que se preste atención asistencial a las personas que están allí alojadas al objeto de comprobar sus necesidades.

Imponen la ORA sin buscar el consenso

Durante el pleno volvió a relucir la especial habilidad del Gobierno de la Junta Vecinal de saltarse los cauces de información y participación, optando por ‘imponer’ su autoridad y despreciar la involucración y predisposición de MC Cartagena, la fuerza política más votada por los dolorenses en 2019.

Por ejemplo, en la moción de urgencia para habilitar el servicio de estacionamiento regulado (ORA) en las calles Alfonso XIII y Floridablanca, en donde el portavoz de MC, Rafael Rodríguez, resaltó falta de información y comunicación hacia la Asociación de Vecinos. Rodríguez remarcó que “jamás votaremos en contra de algo que puede ser beneficioso para todos los vecinos pero nuestro deseo es el consenso y acuerdo entre comerciantes y vecinos”.

Una imposición amparada en el visto bueno de 150 comerciantes que expresaron su aprobación en 2015, no así ahora en 2021. En esta ocasión, se han valido de una reunión con algunos comerciantes, cita en la que obviaron a residentes y a la asociación de vecinos. Por ello, Rodríguez precisó que “MC siempre querrá lo mejor para nuestros vecinos pero, en este caso, no vimos voluntad de participación ni diálogo con las asociaciones, de ahí nuestra abstención”.

Gracias a la moción de MC, aprobada anoche, se dotará de desfibriladores a todos los locales de Los Dolores
A %d blogueros les gusta esto: