Durante el Pleno celebrado hoy, una iniciativa conjunta de los grupos municipales de MC Cartagena y Unidas Podemos IU-Verdes Equo, ha permitido que se inste al Gobierno regional a tomar medidas ante este grave problema de salud pública que afecta especialmente a nuestros jóvenes más vulnerables, exigiendo al Ejecutivo autonómico a constituir un marco legislativo que regule adecuadamente el horario de apertura y cierre como existe en otras comunidades autónomas.

Asimismo se ha acordado reclamar que se impida legalmente la apertura de nuevos salones de juego en la Región; que se establezcan adecuados controles de acceso a este tipo de establecimientos haciendo imposible la entrada de menores en estos centros; la realización de campañas de concienciación; que se dote al Servicio de Salud Pública con recursos para que puedan tratar de forma efectiva a los ciudadanos afectados por esta adicción y que, en definitiva, se inste al Gobierno autonómico a dar cumplimiento a la moción aprobada por la Asamblea Regional en noviembre de 2020 y que en esencia venía a incidir en estos extremos, y que, hasta la fecha, ha sido obviada por el citado Ejecutivo.

José López ha explicado la preocupante situación de nuestro municipio. “En Cartagena existen 52 salones de juegos, lo que supone uno por cada 4.171 habitantes. Si lo comparamos con Barcelona, con una población de 1,7 millones de habitantes, comprobamos que dicha ciudad cuenta con 51 salones de juego, es decir, uno cada 33.333 habitantes.

Como es sabido, “la ludopatía es una adicción que afecta a la vida de las personas en todas sus facetas: personal, familiar, laboral, social y económica y quienes la padecen ven afectada su capacidad para poder autocontrolarse, siendo incapaces de detener los impulsos que les llevan al juego, destrozando familias y cebándose con una especial virulencia en los jóvenes”.

Lamentablemente, como ha también ha reseñado el edil cartagenerista, “esta alarmante situación, que infringe un daño irreparable a nuestros jóvenes y a sus familias, encuentra la complicidad de unas administraciones que, en demasiados casos, miran hacia otro lado, preocupándose en exclusiva por los enormes beneficios que supone para sus arcas”.

  • Freno al deterioro del Molino de Lo Pollo

Una moción presentada por el concejal de MC, Enrique Pérez, ha obtenido el respaldo del Pleno para que el Gobierno local inicie las gestiones de asesoramiento y coordinación entre la propiedad, la administración, las asociaciones culturales y la Junta Vecinal de Pozo Estrecho para frenar el deterioro progresivo del Molino de Lo Pollo que se ha venido produciendo durante la última década.

El molino de Lo Pollo es una de las principales señas de identidad de Pozo Estrecho desde que en 1915 se pusiera en marcha la extracción de agua para riego de campos de Lo Morago, Foncuberta, La Cerca y Villa Antonia, entre otros.

Pérez ha fundamentado su propuesta recordando que “el molino volvió a resplandecer en 1999 con la rehabilitación de la carpintería, poniéndose en valor como parte fundamental del patrimonio rural galileo. Sin embargo, a día de hoy, la dejadez y falta de coordinación entre la propiedad y la administración nos lleva a lamentar un deterioro progresivo que hemos de frenar”.

  • Actuación de mejoras en las vías y caminos de servicio de la RM-12 y RM-602

Asimismo, el Pleno municipal ha apoyado la iniciativa del concejal de MC Cartagena, Enrique Pérez, para que el Gobierno local dé traslado a la Dirección General de Carreteras de la CARM de las deficiencias que presentan las vías y caminos de servicio de la RM-12 y RM-602.

Se demanda actuar, a cargo de los presupuestos regionales de 2021, en materia de mantenimiento, tanto de limpieza, como de refuerzo o bacheo de zonas deterioradas, seguridad, nominación de algunas conexiones y salidas de estas vías y caminos de servicio a poblaciones, etc.

  • Contra el abandono de San Félix y la Urbanización Mediterráneo

El Gobierno local deberá subsanar, a iniciativa de la concejal de MC Cartagena, María José Soler, las importantes deficiencias que presentan la barriada de San Félix y Urbanización Mediterráneo, que dificultan el día a día de los vecinos.

En San Félix, entre estas mejoras se encuentran la necesidad de practicar rebajes en las aceras, actuar ante la falta de arbolado y zonas de sombra, iluminación o seguridad vial, mientras que en la Urbanización Mediterráneo se deberá actuar en distintas cuestiones como limpieza y cuidado de jardines, actuaciones en acerado y asfaltado, así como que se actúe ante la proliferación del mosquito tigre.

MC logra que se exija al Gobierno regional que actúe ante el problema de salud pública provocado por los salones de juego
A %d blogueros les gusta esto: