La promotora inmobiliaria Hansa Urbana podrá construir su macrourbanización Novo Carthago, en San Ginés de la Jara (Cartagena) y junto al Mar Menor, sin necesidad de descontaminar de metales pesados el humedal de Lo Poyo. 

En una reciente resolución, la Comunidad Autónoma ha concluido que la restauración del humedal, un espacio natural protegido por su alto valor ecológico, no será necesaria cuando se modifique la ordenación del suelo prevista y se garantice un ‘pasillo’ libre de unos 165.000 metros cuadrados; unos cien metros de ancho y unos dos kilómetros de largo entre las construcciones y el humedal.

Uno de los aspectos más polémicos del proyecto de macrourbanización de Novo Carthago es la restauración del humedal o saladar de Lo Poyo. En su informe de julio, la Comisión Europea advierte de que no cabe limitar la actuación ambiental a «una parte del lugar afectado», como indican las autoridades españolas.

Según tres fuentes municipales y regionales, la empresa Hansa Urbana ha pedido en varias ocasiones restaurar sólo la parte del saladar que coincide con su proyecto. El conflicto parte de la decisión de la Comunidad Autónoma y, en consecuencia, del Ayuntamiento de Cartagena anularon otra macrourbanización en los terrenos anexos de la finca de Lo Poyo por las conexiones de los dueños con la operación Malaya de corrupción urbanística en Marbella. Estos últimos iban a cargar con el coste de una parte de la recuperación ecológica.

Sin desperdicio, urbanización del saladar de Lo Poyo
A %d blogueros les gusta esto: