En el día de ayer fuimos invitados, junto con el resto de miembros de la Corporación Municipal, a visitar el Auditorio Palacio de Congresos de Cartagena. Nada que objetar sobre el diseño y funcionalidad del mismo, pero sí queremos incidir sobre otros puntos que, sin desdoro de lo anterior, consideramos oportunos poner sobre la mesa, pues esta joya de la corona, como denominan al auditorio los miembros del gobierno municipal, la tenemos que pagar todos los cartageneros y por lo tanto es lícito hacer públicas algunas consideraciones.

No creemos que el entorno sea el adecuado, pues además de terminar de tapar la fachada marítima que debería ser la muralla del Mar, es este entorno junto al cantil del puerto y a 19 metros bajo el nivel del mar, lo que ha encarecido ostensiblemente la obra, pasando de 12 a 60 millones de euros. La necesidad de que nuestra ciudad contara con un auditorio no es discutible, pero cargar a las arcas públicas el elevado precio del mismo sí.

Desde M.C. consideramos que con los doce millones iniciales se podría haber hecho unas instalaciones tanto o más dignas, solo cambiando el emplazamiento del mismo. De igual modo vemos que la falta de aparcamientos públicos será una contrariedad para los usuarios de estas instalaciones.

Nos han mostrado todas las instalaciones, desde salas a camerinos, pasando por restaurante y cocinas, pero no han tenido a bien mostrarnos las salas de almacenamiento de atrezo y luminarias, las que se encuentran a más profundidad, ni la sala donde se ubican las bombas de achique que permanentemente extraen agua de las filtraciones marinas, con el consiguiente daños a instalaciones, a cuanto material se acopie en las mismas, por no hablar del gasto energético que supone el funcionamiento de dichas bombas. El alto coste del mobiliario supone un capítulo aparte, pues aun queriendo explicarnos que está sujeto a las patentes de los diseñadores Bauhause, creemos que este apartado está sobredimensionado.

Aplaudiríamos pues esta obra, si en la misma hubiera primado el dónde, el cómo y sobre todo el cuánto, que tanto daño va a hacer a las mermadas arcas municipales. Para concluir, desde Movimiento Ciudadano creemos que este auditorio está a la altura de lo que se merece Cartagena, teniendo muy en cuenta que se encuentra a 19 metros bajo el nivel del mar.

José López Martínez

Concejal y Portavoz MC

Palacio de Congresos de Cartagena ( Auditorio )
A %d blogueros les gusta esto: