En 1804 el Virrey de Perú recibió la orden del Rey Carlos IV de mandar a España una cantidad suficiente de dinero que pudiera aliviar la situación maltrecha de las arcas de la Hacienda Pública. Para atender la petición se acuñaron 17 toneladas de monedas de plata y oro, todas iguales y con la misma fecha de acuñación, hecho que ha sido relevante en los Tribunales para desestimar el intento de la empresa caza tesoros Odissey de anular el principio de “inmunidad soberana”, alegando que se trataba de un cargamento comercial de particulares.

El buque de guerra ‘Nuestra Señora de las Mercedes’ zarpó de las costas del Virreinato del Perú el 7 de agosto de 1804 con las 17 toneladas de plata y oro (y otros objetos de gran valor) como parte de una flotilla compuesta por cuatro fragatas mandadas por el brigadier José de Bustamante y Guerra, amparada por el tratado de Paz de Amiens, firmado entre Francia e Inglaterra y que incluía a España. El 5 de octubre de 1804 frente a las costas del Algarve (Portugal) se encuentran con la Armada inglesa en clara situación de ataque, haciendo caso omiso de la Paz de Amiens, y aprovechando que el almirante al mando Diego de Alvear y su hijo, gracias a su alto nivel de inglés, se encontraban en el buque insignia ‘El Medea’ negociando la situación con los ingleses se produjo un cañoneo inesperado por parte de  los buques ingleses que hundió ‘Nuestra Señora de las Mercedes’. Este hecho demostrado desmantela en los tribunales otro de los argumentos de Odissey, que alegaban que el capitán había abandonado el barco.

En el año 2007 el Gobierno de España emprendió una batalla judicial en los tribunales norteamericanos conocida como ‘Cisne Negro’ para la devolución de la carga integra del buque ‘Nuestra Señora de las Mercedes’ a España como legítima propietaria de este importante legado cultural y arqueológico, el mayor Tesoro encontrado bajo el mar. Gracias a la “batalla” judicial emprendida con toda intensidad el tesoro  de ‘Nuestra Señora de las Mercedes’ ya se encuentra en España.

Cartagena cuenta con el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (ARQVA), el cual está dotado de modernos laboratorios y cuenta con una dotación tanto técnica como profesional a la altura de este tesoro, como así ha manifestado la Alcaldesa de Cartagena.

La expectación creada entorno al tesoro de ‘Nuestra Señora de las Mercedes’ traspasa fronteras, y su importancia y relevancia es única en el mundo. Las previsiones de repercusión en turismo y proyección internacional para el ARQVA, Cartagena y la Región de Murcia, nos obligan a redoblar los esfuerzos por conseguir que el tesoro tenga su sede en Cartagena y apoyar cuantas iniciativas sean necesarias para tal fin.

En la Asamblea Regional de Murcia todos los grupos parlamentarios de la oposición, así como el consejero de Cultura, se han manifestado públicamente a favor de que esa colección se mantenga y exponga en el ARQVA. Igualmente, la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Cartagena abordó este tema, la alcaldesa informó de las gestiones que estaba realizando el Ministerio de Cultura y se optó en ese momento por hacerle un seguimiento en espera de la decisión del  Ministerio de Cultura entendiendo que el ARQVA sería el destino final del tesoro. Una vez el tesoro ya ha llegado a España y ante las peticiones que se están recibiendo, es necesario que todos rememos en una misma dirección,  el objetivo de que Cartagena sea sede matriz del tesoro ha de ser común para todas las fuerzas políticas de Cartagena y de la Región de Murcia.

Nuestra labor en la consecución de este objetivo, no tiene por qué enfrentarnos ni chocar con los intereses legítimos de otras zonas de España, y que puedan ser atendidos en tiempo y forma sin merma o perjuicio de los intereses que para Cartagena y la Región de Murcia se plantean en esta iniciativa.

Cartagena es una digna aspirante a este extraordinario Tesoro, nuestro peso en la historia naval y militar, nuestra importancia y relevancia en cada fase de la Historia de España, el conjunto patrimonial y arqueológico, nuestras instalaciones para su puesta en valor, así como nuestra oferta como ciudad y como región, conforman los vientos y las aguas necesarias para que este barco llegue al puerto cerrado a todos vientos y encubierto a quien los de Cartago dieron nombre.

 

Los portavoces de los grupos políticos que suscriben, presentan al Pleno del Excmo. Ayuntamiento para su debate y aprobación, la siguiente

 

MOCIÓN

Solicitar al Gobierno de España que el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (ARQVA) sea la sede matriz del Tesoro de la fragata de la Armada Española  ‘Nuestra Señora de las Mercedes’,  destacando los aspectos de carácter técnico, profesional y de máximas garantías que presentan sus instalaciones para su mantenimiento, conservación  y  adecuada exposición.

 

 

 

Cartagena, 5 de marzo de 2012

Moción conjunta de los grupos municipales sobre el Tesoro de la fragata de la Armada Española «Nuestra Señora de las Mercedes»
A %d blogueros les gusta esto: