«Los negocios de Alonso van de la mano de recalificaciones que pasan por el Consistorio»

José López Martínez. Concejal y portavoz de Movimiento Ciudadano
03.06.12 – GREGORIO MÁRMOL gmarmol@laverdad.es

José López Martínez (Cartagena, 1967) inició hace un año un viaje sin retorno. Este empresario cafetero sin medias tintas y que a nadie deja indiferente se convirtió en concejal y líder de MC convencido de la necesidad de hacer una oposición contundente al Partido Popular y a dieciséis años de gobierno de Pilar Barreiro. En las últimas semanas ha adquirido gran notoriedad pública al descubrir que el Ayuntamiento no había percibido ni reclamado los beneficios pactados con la promotora del barrio universitario, Residencial Puerta Nueva, empresa vinculada al exalcalde socialista José Antonio Alonso. López denunció hace un año que Barreiro favorecía los negocios de Alonso en Cartagena y por ese motivo fue acusado de injurias y calumnias. El próximo día 25 se verá las caras ante un juez con el expolítico y hombre de negocios.

– Después de muchos meses revisando información sobre la relación de Puerta Nueva y el Ayuntamiento, ¿a qué conclusión ha llegado?

– Que es un entramado cuasi mafioso. Funcionan de una manera muy singular: no abren ni cierran ningún libro nuevo, sino que copian de otro sitio. Hay un señor, José Antonio Alonso, que tiene una agenda con gente con pasta y otra de políticos. Y él las va casando. La mayoría de sus empresas se dedican a la mediación con administraciones y al reparto de beneficios. Ahí hay una ‘parafilia’ entre grupos empresariales de más o menos dinero, el poder establecido en diferentes sitios de España, entre ellos el Ayuntamiento de Cartagena, y un señor que se mueve en esos ambientes, que es el que consigue y cobra comisiones.

– ¿Seguro?

– Realmente no saben ni entienden de nada y lo que tocan lo convierten en basura, porque no son profesionales. Son tan inútiles que ni con todo a favor conservan su dinero. Eso es lo que yo sé que hay. Además, ha llegado un punto en el que la gente está muy cansada: han traicionado

a lo largo del camino a quien han querido. Y esos muertos huelen o hablan. Si de las declaraciones que yo haga y pruebas que presente en el juicio del día 25 no se derivan otras actuaciones judiciales, iré directamente yo a la justicia.

– ¿No tiene temor a equivocarse?

-No tengo ningún temor. [Alonso] me acusa de injurias y calumnias por algo que dije y que está demostrado, aparece en registros públicos. Yo dije que la hija de Pilar Barreiro trabajó para Sonora durante cuatro años en la Mar de Músicas mientras estudiaba Marketing. Lo puso ella misma en su currículum; como que trabajó en el departamento de Marketing de Telefónica en Miami. Creo que era el destino donde también estaba el hermano mayor de José Antonio Alonso. La mediación de Taylor y Wood SL en los terrenos del Hondón está contrastada: es la primera vez que el Ayuntamiento promueve de oficio un cambio de uso [de suelo] sin ningún beneficio para él. Eso mismo lo podía haber hecho la alcaldesa en otras actuaciones que tienen mucha más relevancia para Cartagena, como por ejemplo el Plan Parcial Rambla. El Ayuntamiento podría haber urbanizado de oficio hace muchos años y haberle cobrado al señor Tomás Olivo por las vías que tiene para ello. ¿Por qué ahí no se hace y en cambio sí se promueve un cambio de uso de una finca de urbano-industrial a urbano-vivienda? Por cierto, en la parcela del Hondón los señores que entran a comprar y vender están ocho meses en la operación y, después de ganar 1.200 millones [de pesetas], desaparecen.

-¿Por qué no cree usted que se deba a un error la inexistencia de liquidaciones al Ayuntamiento durante cuatro años de los beneficios de Puerta Nueva?

– Desde 2007, fecha de la primera y única reclamación de Agustín Guillén [exconcejal de Urbanismo y vicealcalde], el Gobierno tuvo mucho tiempo para pedir que se pagara la liquidación de 2008, de 2009 y de 2010 año a año. No se hace hasta que en noviembre de 2010 alguien de Hacienda pregunta por esas liquidaciones. Cuando yo le digo a mi abogado que quiero ir a por esto, se pone a trabajar y lo hace rápido. Y yo soy un empresario pequeño, con una gracia económica limitada y que no puede presionar más a los abogados porque no trabajan solo par mí. Imagínese qué puede hacer el Ayuntamiento con su equipo de abogados y con los recursos que tiene para contratar a otros de prestigio. Si hubiera querido denunciar, lo hubiera hecho en un ‘plis plas’. Ha habido una dejación absoluta, pero además consciente y consentida. Callada por algunos. Yo me pregunto por qué no aparece la firma del gerente de [la sociedad municipal] Casco Antiguo, Jacinto Martínez Moncada, en ningún documento del convenio con Puerta Nueva cuando él habitualmente firma otras cosas. Yo creo que el señor Martínez Moncada es suficientemente inteligente como para ver que eso podría generarle un problema. ¿Por qué a lo largo de cinco años en las comisiones no se informa a los concejales de las deudas de Puerta Nueva? ¿Por qué no se informa de las cuentas? ¿Por qué se omiten datos?

-¿Alguien tendría que haber dimitido ya por esta situación?

– La alcaldesa tendría que estar dimitida ya y cesada por su partido. Esto es un escándalo total.

– Usted insiste en que la figura de Alonso está en todos los grandes negocios de la ciudad y él dice que utiliza sus contactos y experiencia en beneficio de Cartagena…

– O está él, o sus hermanos, Agustín y Eduardo. Más Agustín, pero cualquiera de los tres. Alonso y sus acólitos han estado metidos, por ejemplo, en el colegio Miralmonte [en Santa Ana]. Allí dejaron un problema importante con la primera empresa y vino a aparecerse Atalia. Realmente eran las mismas personas. Los cooperativistas de ese colegio están absolutamente asustados porque han avalado con sus casas y los sueldos de sus cónyuges. Creo recordar que el coste de ese colegio va ya por 28 millones.

– ¿Todas las empresas de Alonso están vinculadas a grandes proyectos donde interviene el Ayuntamiento?

– Están en el CC1 (plan urbanístico al norte del centro comercial Mandarache), fueron los mediadores [en la venta de terrenos] de Española del Zinc a través de Belice 2002 SL, otra empresa de Alonso participada por [las sociedades] Mistral y Belop, y por [el exconcejal socialista] Pedro Contreras…

– Ya, pero hay libertad para hacer negocios.

– Claro, pero qué casualidad que todos los negocios vienen de la mano de unos cambios de uso, de unas recalificaciones y de unos acuerdos que tienen que pasar y ser impulsados por el Consistorio.

– ¿Y nunca ponen ninguna pega a sus planteamientos?

– Si es que además son de las pocas empresas que han podido hacer gestiones municipales. Estaban en el barrio universitario, en la televisión digital local, en el auditorio, en Sonora… Las casualidades en el mundo empresarial se dan muy pocas veces, son avatares muy raros. Los inspectores de Hacienda lo dicen muy claro: si a alguien le toca la lotería una vez es que es una persona con suerte; si le toca dos, es un suertudo; pero si le toca diez veces es que está blanqueando dinero. Aquí no hay una relación normal. Están en Cartagena Joven, en el Hondón, en la piscina… La concatenación de indicios y los secretos a voces ya claman al cielo, alguien tendrá que moverse. Esto es un queso con tantos gusanos que el queso ya anda solo.

– En la entrevista a José Antonio Alonso publicada en estas mismas páginas hace dos semanas, el exalcalde decía sobre usted que es «muy ágil para difamar y muy lento para denunciar»…

-Aunque cueste trabajo creerlo, no hay ningún bajo instinto en mis actuaciones. Yo con Alonso he hablado una sola vez en mi vida, por lo que personalmente no tengo ningún problema con él. En lo personal no le deseo nada malo. Yo lo único que hago es cumplir con mi obligación, que para eso me presenté a las elecciones. Para mi es más importante hacer que ser, porque mi ego está bastante domado. Yo soy Pepe López, empresario aquí y en el extranjero, hijo de panaderos que me han enseñado a través de cuatro cositas muy básicas que el dinero y la honra es para el que los gana. No seré yo quien tenga que juzgar a José Antonio Alonso y a Pilar Barreiro. Yo solo sé que hay unas vergüenzas que hay que sacar porque le están haciendo daño a la ciudadanía y se le está robando el futuro a nuevas

generaciones de cartageneros.

-¿No siente animadversión hacia la alcaldesa y Alonso?

– Ninguna. No les deseo nada malo. Lo único que deseo que Cartagena salga adelante y para ello es absolutamente necesario que estas personas que tienen secuestrado el futuro de Cartagena se vayan ya.

-¿Por qué no ha ido ya a la Justicia si hay tantos indicios de supuestas irregularidades?

– Yo le hago mucho caso a las personas que entienden, en este caso al equipo de abogados con los que trabajo. Entre ellos

y nosotros hemos puesto un calendario y se van cumpliendo los plazos.

-¿Tiene previsto denunciar judicialmente todo lo que cuenta?

– Sí, obviamente. A partir del 25 de junio tengo previstas unas acciones específicas que pueden salir de la sala donde me veré con Alonso. A lo mejor algunas de las declaraciones podrán ser susceptibles de ser elevadas a otro rango o a otro juzgado por el propio juez. Si no pasara así, seríamos nosotros mismos los que iríamos al juzgado y a la Fiscalía.

-¿Qué réditos políticos espera obtener Movimiento Ciudadano de este camino emprendido?

– Yo espero que Pilar Barreiro salga de la política para siempre. Y que personajes como José Antonio Alonso salgan de la falsa vida empresarial de este municipio. A partir de ahí, mis ambiciones políticas van a seguir siendo las que son: hacer cosas por Cartagena. ¿Cómo? En cada momento veremos, porque a lo mejor la costa está tan mal dentro de seis meses que toda la Corporación municipal nos olvidamos de siglas, nos damos la mano y trabajamos realmente por Cartagena. Nos estamos viendo en un escenario tan complicado que cualquier cosa puede pasar.

– ¿Actúa alentado y financiado por algún empresario resentido con el Gobierno municipal? Ése es el rumor que está en la calle.

– Antes he dicho que esta gente ha dejado heridos y muertos en el camino. Yo conozco a cientos de empresarios resentidos, a muchos que se han visto perjudicados por el equipo de gobierno de Barreiro. Cómo decir que no. Cómo decir que no aprovecho lo que me cuentan. Pero detrás de mí no hay nadie. Mi acción la dirige la ejecutiva de MC y es mi equipo de jurídicos el que me marca las pautas.

– ¿Qué le dicen los cartageneros por la calle?

– El cien por cien de las personas que hablan conmigo me dicen que siga adelante, que ya era hora. Hay empresarios muy relevantes que me han ayudado mucho a ampliar mis expediente e informes.

«Aunque cueste trabajo creerlo, no hay ningún bajo instinto en mis actuaciones. Yo lo único que hago es cumplir con mi obligación»
«La alcaldesa tendría que estar dimitida ya y cesada por su partido. Esto es un escándalo total»
«Si de las pruebas que aportaré en el juicio que tengo con Alonso no se derivan otras acciones judiciales, seré yo quien las inicie»
«Están en todos sitios. La concatenación de indicios y los secretos a voces ya claman al cielo; alguien tendrá que moverse»
«Yo espero que Barreiro salga de la política para siempre y que personajes como Alonso salgan de la falsa vida empresarial de este municipio»

 

Pie de foto: José López, durante la entrevista celebrada en la redacción de ‘La Verdad’. :: J. M. RODRÍGUEZ / AGM

 

 

Entrevista a José López en La Verdad
A %d blogueros les gusta esto: