Por todos son conocidas las quejas que sindicatos y funcionarios presentan sobre la gestión de los turnos, guardias, servicios y horas de RED, que el Concejal y el nuevo Coordinador  de Seguridad están efectuando. Nadie en su sano juicio cree posible que desde la responsabilidad de ese cargo se ponga en riesgo a miles de ciudadanos, aunque la suerte o la mediación divina nos haya protegido, más o menos a todos hasta el momento, pero lo que sí es de juzgado de guardia es que se actúe desde la pasividad y el consentimiento por parte de estos dirigentes que, como detallan los representantes sindicales, trasladamos a este Pleno.

Resulta que una vez más y a sabiendas del riesgo y de manera reincidente y temeraria, el Concejal de Seguridad ha vuelto a poner en peligro a la ciudad de Cartagena y a nuestros jóvenes. En la noche del viernes 21 de junio, la Policía Local de Cartagena vivió momentos de incertidumbre y se vio desbordada por un MACROBOTELLEO del que se tenía conocimiento en el Parque de Seguridad desde la media tarde de ese mismo día. El acontecimiento obligó a acordonar el Estadio Cartagonova y a detraer todas las unidades de ciudad, incluidas las patrullas de La Aljorra y Los Dolores y la unidades ECO (específicas contra el botelleo) desde las 20:00 hasta las 02:00 horas del sábado, con el fin de no avisar al contingente necesario y ahorrar horas RED.

Fueron más de 13 autobuses de jóvenes reenviados desde otro municipio al que no pudieron acceder para celebrar una fiesta en un local de esa localidad, amén de los cientos que desde nuestra ciudad se sumaron a la convocatoria. Como inciden miembros de los sindicatos, era conocida esta situación por el Concejal de Área y por el resto de responsables del servicio desde la tarde del mismo viernes, pero en vez de prever la situación y proveer de agentes y medios suficientes para atajar el problema, se optó por utilizar para el mismo el 90% de todos los efectivos disponibles en el término municipal, dejando sin servicio durante 4 horas a la ciudad. Únicamente permanecieron en su área de servicio las unidades de La Manga, El Algar y Pozo Estrecho, dejando a su suerte otras diputaciones y barrios que se encontraban en fiestas como La Vaguada, La Palma, Nueva Cartagena o Los Dolores, junto con un Festival de Danza que se celebraba en el Parque Torres y TODAS LAS LLAMADAS de ciudadanos que tuvieron que desviarse a Policía Nacional y Guardia Civil. Mientras esto pasaba, la cadena de televisión La Sexta, emitía el programa equipo de Investigación, con el tema de la oleada de robos en el término Municipal de Cartagena, sin duda, otra paradoja de nuestra ciudad.

Así pues, el servicio de Policía Local estuvo hasta las 02:00 horas impidiendo el consumo de bebidas alcohólicas en las zonas señaladas, ya que la prioridad residía, según el Concejal de Seguridad, en evitar a toda costa que estos jóvenes se instalaran en el estadio Cartagonova y sus inmediaciones, redireccionando a los ocupantes de los más de 13 autobuses hasta la antigua explanada del recinto de Carthagineses y Romanos, más concretamente donde la pasada edición se celebraron diversas actividades y conciertos.

Es decir, que para el Concejal de Seguridad y su Coordinador, es más importante que los vecinos no conozcan los problemas que solucionar los mismos, o que no se conozca el delito o la falta en vez de perseguirlo como dictan las leyes, y digo esto porque a pesar del despliegue policial, los jóvenes y los menores de edad pasaban por delante de la policía sin que en ningún momento se les requiriera el DNI y la factura o tique de compra de las bebidas que portaban, como manda el reglamento bajo orden de requisar los productos no documentados, ni se retuviera a ningún menor ebrio a la espera de que sus padres o tutores lo recogieran y pudieran ser informados o sancionados por no custodiar a sus hijos.

De parodia podríamos tildar, si no se hubiera puesto en grave riesgo la vida de una joven que tuvo que ser atendida por un coma etílico, la imagen de los policías dando saltos con sus linternas reglamentarias para que la ambulancia ubicara el lugar donde en medio de una total oscuridad se encontraba la joven ebria a la que tenían que atender, pasando para ello por entre medio de decenas de jóvenes, escombros y botellas rotas.

Están ustedes jugando a la ruleta rusa con nuestros hijos, con los barrios y diputaciones que se quedan sin vigilancia policial y a su suerte, y todo por la iniquidad de servir al interés de un solo ciudadano, la Sra. Barreiro, pero piensen qué van a decir a los ciudadanos e incluso a ustedes mismos, si un día la suerte les da la espalda. No creo Sr. García y dígaselo al Sr. Calabria, que haya sueldo en el mundo que justifique tamaña irresponsabilidad.

Por lo expuesto presento Moción a este Pleno para que se dote  al servicio policial de personal suficiente como para que puedan hacer  cumplir la Normativa sobre la venta y consumo de alcohol por menores en nuestro municipio.

 

Cartagena, a 3 de julio de 2013

 

 

Fdo. José López Martínez

Portavoz Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano

Moción sobre incumplimiento de la normativa sobre la venta y consumo de alcohol por menores en nuestro municipio
A %d blogueros les gusta esto: