Son ya cientos de casos los ocurridos en nuestro municipio en torno al robo del cableado del servicio de alumbrado público e incluso de algún transformador. No negaré que por parte de la Concejalía de Infraestructuras en la figura de su primer responsable, Sr. Espejo, se está trabajando en la reposición de los cables que son robados a diario, con el fin de que los vecinos tengan un servicio al que tienen derecho, pero no dejaré que me nieguen que todo el gasto y el trabajo de la citada concejalía es absolutamente efímero, pues si un día reponen las líneas robadas hace uno o dos meses en tal barrio, ese mismo día los cacos desmantelan otra línea de cualquier otro lugar del municipio, cumpliendo su eficaz labor que, a modo de recolectores de cobre permanentes, llevan realizando desde hace demasiado tiempo, siendo esta gran movilidad dada por los muchos objetivos a robar, parte importante para que la labor policial sea infructuosa.

 

Se da la paradoja que ante la falta de atención municipal, por incapacidad de atajar un problema cuyas dimensiones son las mismas que los kilómetros de red eléctrica del municipio, en algunos barrios y en algunas calles los propios vecinos han decidido reponer por su cuenta y a su cuenta el cableado del alumbrado público, ya que desde hacía meses tenían su calle a oscuras, sufriendo la inseguridad que de esta situación se deriva. Pero les digo más, como ellos han pagado la reposición, han decidido intentar que no les vuelvan a robar, y en un intento de optimizar el gasto producido, han decidido que la única manera de prevenir futuros robos o al menos de ponérselo difícil a los ladrones, es sellar con puntos de soldadura las arquetas del alumbrado, de tal modo que si los amigos de lo ajeno se ven tentados en volver a por el cobre repuesto, se vean en la necesidad de retirar la soldadura del sellado, algo que durante el día se identifica de manera sencilla y que por la noche sería también fácil de atajar, pues la manera más rápida de retirar las soldaduras es la utilización de una herramienta de corte que emite un elevado número de decibelios que alertaría a todos los vecinos del hurto.

 

Encontramos muestra de lo anterior es la urbanización Las Viñas, de Santa Ana, donde los propios vecinos han repuesto el cableado de la calle Delantera y otras dos calles más y sellado las arquetas mediante el método del soldado.

 

Es doloroso ver como los ciudadanos administran su dinero y optimizan los gastos del mismo con tan sólo el uso del sentido común, al tiempo que vemos como la Administración carece al menos de este sentido común, de la diligencia del ciudadano o lo que sería peor, que atendiera intereses de empresas que reponen el alumbrado y a las que sin duda les viene bien la actividad de los ladrones.

 

Por los expuesto presento moción a este Pleno Municipal, para que inste y licite a la Concejalía de Infraestructuras a proceder al sellado de todas las arquetas de registro del cableado del alumbrado público, como mediada paliativa y disuasoria del robo de cables que sufre todo el municipio.

 

Cartagena, a 06 agosto de 2013

 

Fdo. José López Martínez

Portavoz Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano

Moción sobre sellado inmediato de las arquetas de servicio del alumbrado público
A %d blogueros les gusta esto: