Artículo firmado por el concejal de MC, José López, en el diario La Opinión y publicado hoy (8/8/2013).

Algunas veces la señora Barreiro da unos giros inesperados, que si no fuera porque uno tiene memoria, parecerían hasta buenos y todo, pero hay cartageneros a quienes esta señora ya no engaña ni queriendo. Me refiero al último caso, el de la batería de Castillitos y la Guía Repsol, donde estos últimos proponen elegir el mejor rincón de España a través de una votación abierta en Internet, y mira por dónde, Castillitos aparece y esto fuerza a que Barreiro y el consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz, aparezcan por allí en apoyo de la iniciativa.

Hasta ahí todo muy bucólico, pero si echamos la vista atrás, vemos cómo la señora Barreiro hizo en su día la propuesta de bajar un cañón Vickers desde la batería de Cenizas a Cartagena, y a punto estuvo de ello, sin respeto alguno por el patrimonio, de lo que ha dado cuantiosas muestras, como en el caso del coronamiento de la Muralla, donde la Justicia le ha dado varios reveses en forma de sentencias en contra, y a favor de don Aureliano Gómez Vizcaíno y la Asociación AFORCA, que impusieron la razón contra la barbarie destructora. Es más, si incluso estaba ya preparada la base de hormigón para recibir el cañón y todo, cómo es que va ahora por la vida de defensora de Castillitos.

            Pero es que ya es para partirse cuando Barreiro y Cruz hablan del patrimonio escondido de la ciudad, pues yo se lo saco a la luz: el Cine Central cayéndose a pedazos, la Casa del Niño en peligro, la Fundación Frigard, que es la única muestra que nos queda de arquitectura industrial junto a la Fábrica de la Luz, expoliada; Villa Calamari envuelta en incendios hasta que se convierta en ruina para poder acometer un plan parcial en el que está justo en medio… ¿Eso es patrimonio escondido, señora Barreiro y Señor Cruz? De escondido nada, será que no lo quieren ver porque está bien a la luz y por cierto, patrimonio del que no hacen ni caso. Si al final va a resultar más efectivo proponer a la Guía Repsol uno de estos rincones citados, que proponer mociones al Pleno del Ayuntamiento.

            Finalizaré diciendo que si todavía existe alguna posibilidad de que Cartagena sea Patrimonio de la Humanidad, será por sus castillos y fortalezas, que habría que poner en valor y cuya singularidad nos haría únicos, pero esta señora no ha logrado ni un solo inversor en veinte años para nuestras baterías de costa y ahora va haciéndose fotos en Castillitos, o enseñándole el centro de la ciudad al Nobel Vargas Llosa, cuando estoy seguro de que a don Mario le hubiera gustado más entrar al Cine Central, caminar por la calle Cuatro Santos o subir al Castillo de los Moros, curiosamente excluido del natural discurrir de la Ruta de las Fortalezas, porque da vergüenza su estado de conservación. Al menos el Nobel se hubiera inspirado más así.

2013-08-08 La Opinión0006

La visita a Castillitos. Por José López, concejal de Movimiento Ciudadano
A %d blogueros les gusta esto: