Vídeo de la moción donde MC pide la dimisión del edil de Seguridad, Mariano García, 2 de junio de 2014.

https://www.youtube.com/watch?v=urAMRh2rvWQ&feature=youtu.be

José López Martínez, Concejal y Portavoz del Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano de Cartagena, presenta al Pleno, para su debate y posterior aprobación la siguiente moción sobre cese del Concejal de Seguridad, D. Mariano García Asensio.

MOCIÓN

El porqué de esta moción, tiene que ver, y esto se ha convertido en una lamentable costumbre, con la conducta con que se manejan la mayoría de los concejales del Gobierno, que dista mucho del servicio a los ciudadanos, aunque ese debería ser su objetivo.
Me refiero al despropósito que supone la gestión de la Concejalía de Seguridad y a su funcionamiento. Para ello les expondré varios temas, que por su especial calado y gravedad deben suponer la dimisión o el cese del Concejal del Área, que desde este momento interesamos, así como varias investigaciones para depurar las responsabilidades, e incluso restituir a las arcas municipales cantidades de dinero indebidamente percibidas, veamos.
El primero de los asuntos que hoy les traemos trata de las diferentes denuncias que se han registrado en nuestro Ayuntamiento y en la Inspección de Trabajo por parte de Delegados de Prevención del Ayuntamiento de Cartagena, respecto a las particulares condiciones con las que circulan los turismos del Parque Móvil Municipal.
Como decía, el 10 de abril de este año (2014), se presentó denuncia ante la inspección de trabajo contra el Ayuntamiento de Cartagena, por quejas de agentes de la policía local que denunciaban la “pésima situación y estado de los vehículos policiales”.
Constató el delegado sindical 80 deficiencias entre leves y graves, solo con la inspección visual, de las que se catalogan mediante la ITV.
En un caso concreto pidió que se parara el vehículo hasta que el mismo pudiera pasar la ITV, pues se habían instalado en el vehículo elementos cortantes y con aristas y puntas metálicas que pueden causar lesiones de gravedad a los ocupantes, indicando que se debería de anular el sistema del air bag del acompañante para poder instalar estos elementos. Este vehículo es un ford focus que en otra inspección anterior realizada el 07/03/12 ya fue consignado como “no apto para el servicio” por los mismos motivos relatados. (Radar)
Informa en su denuncia que otro coche de la misma marca y modelo tiene la ITV caducada desde el 31/07/2010, concretamente el denominado Multacar, que ha cumplido su labor sancionadora estando fuera de la legalidad, sin validez en su permiso de circulación al no pasar las ITV correspondientes.
También se detectaron otras anomalías en la documentación de la “Totalidad de los vehículos” y que afecta a la seguridad de los trabajadores y a la presión inspectora de las ITV encargadas de verificar sus plazos legales y funciones adjudicadas al vehículo, pues aunque todos son susceptibles de utilizarse además de cómo patrulla para transportar detenidos y otros ciudadanos, así como circunstancias de urgencias, constan en la documentación como servicio particular, algo que constituye un incumplimiento de la orden PRE/52/2010, de 21 de enero por el que se modifica el “Reglamento General de Vehículos”.
Se detrae de la lectura de las denuncias presentadas que todos los vehículos del Ayuntamiento deben o deberían de estar bajo la catalogación de Servicio Público, pasando así todas las revisiones que para estos vehículos especifica la ley, pues como hemos dicho todos son susceptibles de ser utilizados para transportar a personas distintas de los agentes, y que al declarar un uso distinto, el Ayuntamiento se beneficia de manera ilegal de una rebaja en la periodicidad de las inspecciones de ITV, pues con uso particular se realiza la primera al cuarto año, de ahí hasta los diez cada dos años, para concluir siendo cada año, cuando de ser catalogados como Servicio Público, estas inspecciones se harían cada año desde su matriculación durante los primeros 5 años y tras este lustro se inspeccionarían cada 6 meses.
Esta argucia realizada por los que se supone que velan por el cumplimiento de las normas, al menos las de tráfico y circulación, ahorra dinero al Ayuntamiento tanto en inspecciones de ITV y sus revisiones previas a cada ITV, pero dejan en entredicho las condiciones de seguridad de los ocupantes de estos vehículos, aunque sean eventuales. No olvidemos que estos vehículos funcionan 24 horas al día y por tanto la vida útil de los mismos y sus revisiones se acortan por tan solo “sentido común”.
El inspector constataba que en fecha 20/12/2004 la Estación ITV 3002 de Cartagena procede a cambiar, a petición del Ayuntamiento de Cartagena, el uso de los vehículos municipales de público a Particular, sin cambiar el uso al que verdaderamente están consignados los vehículos, de manera intencionada, al objeto de provocar ahorro y aminorar la presión inspectora de las ITV, así como el aumento en el coste de las pólizas de los seguros de los vehículos.
La lista de vehículos policiales que están fuera de la norma comienza con 7 vehículos marca SEAT modelo León (E7432 BNX, E7436, E7438, E7430, E7430, E7439 y E7435 todos con BNX).
Se observa también que los vehículos comprados más recientemente, los de la marca Renault y modelo Megane, son consignados por el Ayuntamiento desde su compra como vehículos particulares o de USO PARTICULAR, incumpliendo claramente la Orden antes señalada, reincidiendo en su conducta, impropia de una Administración, e ignorando las conclusiones del informe de inspección del mismo funcionario realizado en fecha 07/03/2012.
Las matrículas de estos Meganes son: E9720GZL, E9894, E9789, E9683, E9810, E6741 y E9977GZL.
Dice el final de la citada denuncia: “Se desconoce por que motivos, la ITV, no pone ningún tipo de problema, en  pasar las inspecciones a estos vehículos, pudiendo constatar por un lado y tan solo con una mirada que son coches de policía y por tanto un Servicio Público, que tienen consignados como tales unas disposiciones legales con un número de inspecciones y una periodicidad distinta a las consignadas para el “hipotético” uso particular, pensamos que no se trata de un error ya que esta anomalía, fue consignada en el informe de inspección entregado por Registro General del Ayuntamiento de Cartagena en fecha 07/03/2012 y habiendo sido denunciado en sesiones del Comité de Higiene y Salud Laboral del Excmo. Ayto. de Cartagena, por lo que, o se han obviado las conclusiones de aquel informe o aún a sabiendas, se siguen manteniendo estas ventajosas condiciones para la Administración y muy desfavorables para los trabajadores, así en el permiso de circulación de los mismos con objeto de producir ahorro económico en su paso por las estaciones ITV, abaratar costes de mantenimiento, o costes en las pólizas de los seguros de los mismos”.
Este fraude de ley está ya puesto en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción, por si quieren investigar qué pasa con el inmoral comportamiento de nuestro Ayuntamiento.
Queremos también llamar la atención sobre la entelequia, consentida y aireada por algunos medios de prensa, relativa a los grandes medios que había preparado la Concejalía de Seguridad para el dispositivo de Semana Santa y de manera especial durante la noche de el Encuentro en el casco antiguo de Cartagena.
Como algunos medios han constatado a través de un documento municipal, en las hojas de servicio oficiales de la Policía Local se ve claramente que el dispositivo policial para esa noche era de 4 agentes por cortejo o procesión y que daban un monto de 16 agentes  que están para todo, pero sobre todo para despejar el paso al cortejo y escoltarlo.
Además se programaron dos turnos de 14 policías cada uno más un mando, con la particularidad de que la franja horaria del primero de estos turnos era de 20:00 a 04:00 y el segundo de 00:00 a las 08:00 de la mañana, por lo que solo coincidían en el tiempo y por tanto en el servicio y protección de las procesiones durante un lapsus de 4 horas, sin tener en cuenta que el propio encuentro de la Plaza del Lago es cada año pasadas las 05:00 de la mañana y los incidentes se suelen producir al llegar la procesión a la calle del aire sobre las 6:30 y la 07:00 de la mañana, espacio éste donde sólo quedaban de ese supuesto dispositivo especial 14 agentes y el mando.
Por tanto en el periodo de 4 horas que más agentes hubo en el centro la suma de estos daba 45 agentes, y se reducía a 31 el resto de la noche, como ven un gran dispositivo policial comandado sin duda por el Santo Ángel de la Guarda que este año, y no como el pasado, si actuó en Cartagena.
Así se constata que las falsedades lo son, aunque unos se empeñen en su veracidad y otros se encarguen de vocearlas.
Otro asunto que ilustra la incapacidad del Sr. García y de los muchos conflictos que se trae con los agentes de policía local, es el siguiente: el día 24 de abril recibe la petición por parte de 10 motoristas de la policía local de renovación de material por deterioro, concretamente 10 cascos que al entender de los agentes no son seguros y, por tanto, no lo son tampoco para el servicio.
Nos informan que cuando llega la petición al Sr. García para que la refrende con su firma, 10 cascos a razón de 90 EUR/UND, la respuesta de este fue tirar la solicitud airadamente y con expresiones como, “Que se creen estos, el casco que llevo yo vale 30 euros y ellos los quieren de 90”.
Otra actuación que sin duda es recompensada por su Jefa, responde a la presión salvaje, entendemos que con ánimo recaudatorio, que ha llevado a cabo contra los hosteleros de la Plaza del Rey y de todo el centro, a los que en Semana Santa les han llovido las inspecciones y están a la espera de las denuncias de policías locales, que han dejado bien claro que estaban allí cumpliendo órdenes del Concejal de Seguridad.
En este caso se trataba de inspeccionar si se excedían en la colocación de mesas en sus terrazas, que seguro han situado para aprovechar un poco el espejismo económico que les supone la Semana Santa.
Este debe ser su plan para ayudar al comercio y a la hostelería cartagenera, difundiendo sus excelencias que complementan la grandiosidad de nuestra Semana Santa, lo idílico de nuestro clima, las bondades de nuestras playas y no se cuantas medallas que luego se cuelga el peor de los concejales de seguridad que nunca ha tenido este ayuntamiento.
Una pena que en vez de ayudar a los hosteleros a que ofrezcan un mayor y mejor servicio, que la ciudad demanda en esas fechas, y además obtengan beneficios que en otras épocas del año resultan más complicados, con medidas como la ampliación gratuita de las terrazas de manera acorde a la situación viaria de cada particular durante estos 10 días, el Sr. García hace lo contrario, los inspecciona, y sanciona suponemos, escondiéndose detrás de agentes de policía y luego “les monta” la ruta de la Tapa.
Y es que, claro, es más fácil enviar a los agentes a inspeccionar y recaudar que hacer un estudio serio y que, permitiendo la libre deambulación de los vecinos, articule la forma en que los empresarios locales puedan obtener beneficios en un época tan señalada. Es evidente que el Sr. Concejal prefiere no hacer su trabajo.
Otro tema sangrante y que da una idea de la ineptitud de este señor para ostentar cargo alguno es el del manejo de las sanciones administrativas, léase multas de tráfico, pues si observamos el anuario de la policía local del año 2011 y concretamente el cuadro donde se informa de las multas, tanto de las de tráfico como las de la ora, sólo con una simple suma observaremos como en las de tráfico se pierden en el desglose de las mismas y sin saber cómo ni por qué, 5013 multas de tráfico, y de las de la ora 20.896.
¿Qué ha sido de ellas?, ¿dónde se han perdido?, ¿quién es el responsable?, ¿quiénes eran los conductores sancionados y beneficiados?, todas estas preguntas quedan para el Sr. García.
No obstante hay dos cuestiones que nos hacen sospechar, la primera que el cuadro de multas y su ejecución de cobro ha sido eliminado de los anuarios posteriores, es decir del anuario de 2012, pues el de 2013 aún no lo han subido a la web municipal, y la segunda es que la funcionaria que gestionaba de manera ejemplar la gestión de las multas, ha sido relegada de su puesto con un informe desfavorable del propio Sr. García. Esperemos que no intente culpar a esta funcionaria de los fallos de su concejalía, pues nos informan que esta funcionaria era estricta en el cumplimiento de la ley y las normas y ella era la primera en pagar sus multas.
Lo mismo pasa con las multas a los dueños de perros que no retiran las deposiciones de las calles, se pierden y nadie sabe la razón de que no se cobren las sanciones.
La verdad es que este Concejal desconoce si la desaparición de esas multas, y el consiguiente perjuicio ocasionado a las arcas públicas es un delito, una malversación de caudales públicos, una prevaricación, o varias, por omisión, o simplemente una negligencia supina, pero lo cierto es que se ha perdido el dinero de las multas, y el Concejal además publica los datos sin reparar en ello o sin pudor alguno, y esto deberá investigarse para depurar todo tipo de responsabilidades, pero no creo que el Sr. Concejal esté cualificado ni habilitado para ello, puesto que ha ocurrido bajo su paraguas.
La negligencia del Sr. García también llega a la comunicación con los comerciantes, puesto que da permiso a los libreros para que se instalen en la calle durante 3 días, con motivo de la festividad de San Jorge, del 21 al 23 de abril, pero los libreros reciben la comunicación el último de los días previstos para la actividad, no sabemos si por falta de personal en la Concejalía o en el Parque de Seguridad o por incapacidad manifiesta del Sr. García.
En los últimos días hemos tenido constancia del conflicto creado entre la Concejalía de Seguridad y la Universidad Politécnica, que se queja que tras haber avisado al Ayuntamiento de la actividad a desarrollar por los alumnos esa noche, la atención que debió prestar el Sr. García o su Superintendente Calabria fue nula, pues se les fue de la mano el evento al traer de manera precipitada a agentes de servicio en barrios y diputaciones que sin tener previsto el servicio ven como se les ordena que disuelvan la concentración ciudadana sin pararse a diferenciar entre los jóvenes que realizaban botellón, pocos al decir de la basura que dejaron en la calle, y los que consumían en los bares del centro que sí habían preparado el evento.
Finalmente, y no porque no existan más irregularidades, sino porque éstas son las más significativas, señalar que el Sr. García tampoco parece dar el mismo trato a todos los agentes municipales, puesto que con algunos mandos policiales se da una permisividad que supone inseguridad ciudadana y un perjuicio a la arcas municipales, como hemos dicho, me explico.
El sueldo de los referidos mandos incluye la localización telefónica de 24 horas (82,51 eur/mes) y ostentan en días concretos la Jefatura del Servicio Policial, la cual se compensa económicamente con las llamadas “horas RED”.
Pues bien, tenemos documentos que acreditan que un agente (subinspector)  se dedica en esa situación de ejercicio de la jefatura, y no una vez, sino al menos en 6 ocasiones, a realizar actividades deportivas dentro y fuera del municipio de Cartagena, por ejemplo los maratones de Alicante y Murcia o la San Silvestre murciana, incluso La Ruta de las Fortalezas.
Recordar que las 140 horas de Red como mando se le pagan a 30 eur/hora, es decir a este señor, al que el Concejal debe saber porqué le permite estas actuaciones, puesto que objetivamente no se entiende, se le pagan 240 euros al día por no trabajar o por realizar su deporte en horas no ya de trabajo, sino de altísima responsabilidad, ¿cómo puedo yo ostentar el mando desde el incumplimiento de mis obligaciones? Es algo difícil, no, es algo imposible.
Por todo lo expuesto, porque no se garantiza la seguridad de los ciudadanos ni la de los agentes, porque no se hacen estudios y planes adecuados a las necesidades de la ciudad, porque se pierden las sanciones, y el dinero con ellas, y porque además ni tan siquiera sabe lo que pasa en su concejalía, porque esto es una constante desde el inicio de su labor en la Concejalía de Seguridad, porque es el concejal de seguridad menos valorado en toda la democracia, reiteramos al Pleno nuestra petición de cese del Sr. García como Concejal de este Ayuntamiento.

Vídeo de la moción donde MC pide la dimisión del edil de Seguridad, Mariano García
A %d blogueros les gusta esto: