En el pasado pleno del Ayuntamiento de Cartagena presenciamos un acto cobarde y lamentable por parte del Grupo Municipal Popular, abandonando el pleno y demostrando así su falta de responsabilidad y compromiso por Cartagena. Este abandono se produjo después de que el concejal popular Álvaro Valdés intentara conocer la cumplimentación de la ratio de taxis adaptados (Eurotaxi) en virtud del artículo 8 del Real Decreto 1544/2007 de 23 de noviembre. La pregunta del señor Valdés fue calificada por el alcalde de Cartagena, José López, de indecente, “ya que hace más de veinte años que no se concede una licencia para tal fin y, desde 2007, el Ayuntamiento, bajo el mandato del PP, no se adecuó a la norma”.

Este calificativo se lo tomó como personal el ya mencionado miembro del PP, estando lejos de  la posesión de la verdad y de la intención del primer edil de nuestra ciudad. Posteriormente, durante el receso y en la reunión de portavoces, el alcalde pidió disculpas con la aceptación del aludido, estando presentes múltiples testigos, pero aun así no entraron en el salón plenario tras dicho receso.

Pero la verdad es que su abandono fue por otra causa totalmente distinta. El PP huyó del Palacio Consistorial para eludir las respuestas a las preguntas a Nicolás Ángel Bernal, al darse cuenta de que, para su sorpresa, iban a ser contestadas.

Quizás no se quería pronunciar atendiendo a los documentos en los que un familiar suyo aparece en la compraventa de la finca que compró el Partido Popular durante su mandato en el Consistorio de Cartagena, firmando dicha compra el actual presidente del partido Joaquín Segado en el año 2010, para la construcción del colegio de La Aljorra.

Desde estas Juventudes pensamos que es absolutamente incomprensible que los mismos que compraron un terreno para tal fin, se opongan ahora a finalización del proyecto, dejando a los niños de la Aljorra sin el colegio que tanto necesitan. Es algo incoherente, aunque pensándolo bien, ¿qué hay de coherente en las personas que forman el Partido Popular? Vergüenza es lo que habrá tenido que sentir cualquier votante del PP al ver como dejaban mociones sin debatir y sin reflejar su opinión ni su voto.

Lo indudable es que el actual equipo de Gobierno y su alcalde se mantienen firmes en su defensa del sector del taxi y por ello mantienen reuniones con los representantes del sector para intentar aprobar el mejor reglamento del taxi de acuerdo con la legalidad vigente.

Tal es la preocupación del Partido Popular en este ámbito que así lo ha demostrado claramente con su actitud indecorosa, al abandonar el pleno, tras una rabieta más de las muchas a las que nos tienen acostumbrados, dejando tirados a su suerte a los taxistas de Cartagena, al no aprobar un nuevo reglamento del sector, como venía siendo habitual durante el gobierno de Barreiro, ya que el reglamento del taxi al igual que otros reglamentos de otras asociaciones, están anticuados y deben ser modificados como demandan dichos colectivos.

Los cartageneros deberían preguntarse que hicieron la legislatura pasada los 19 concejales populares para dejar tantas cosas pendientes, desde luego, trabajar no.

José López ha sido el único alcalde que se ha molestado por mejorar la accesibilidad de las personas con movilidad reducida, poniendo una rampa para poder acceder al Ayuntamiento de todos los cartageneros y aumentando el número de aparcamientos reservados para personas con este tipo de problemas.

Por tanto, señores gestores del Partido Popular, menos pataletas inmaduras e innecesarias y más dar la cara, que parece ser lo que menos gusta en ese partido. Hay muchas cosas que a juicio de estas Juventudes deben contestar, ayudando así al buen funcionamiento y progreso de la Ciudad de Cartagena, algo que no se consigue abandonando plenos, actitud muy poco decorosa.

Logo Juventudes MC

 

 

Responsabilidad, compromiso y decencia por Cartagena
A %d blogueros les gusta esto: