Publicada el jueves, 20 julio 2017

"; Un nuevo espacio público recuerda y honra al ilustre científico cartagenero Jiménez de la Espada – MC Cartagena

Ricardo Segado y Jesús Giménez comprueban el estado de los trabajos

El concejal del área de Cultura y Patrimonio, Ricardo Segado (MC), y el coordinador del área de Desarrollo Sostenible, Jesús Giménez, han asistido esta mañana a la colocación del busto de Jiménez de la Espada, que se encuentra ubicado en la isleta que conecta el Paseo Alfonso XIII con la plaza de España, junto al instituto del mismo nombre.

Con esta actuación, promovida por las áreas de Desarrollo Sostenible y Cultura y Patrimonio, los ciudadanos disponen de un nuevo espacio público en dónde podrán contemplar el busto, instalado sobre un pedestal, del ilustre científico cartagenero. Además, se ha ampliado la isleta y se han habilitado bancos para el descanso y uso de los vecinos.

Esta iniciativa da continuidad a la política instaurada por MC, desde sus responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento de Cartagena, de apostar por el conocimiento colectivo  de la historia de Cartagena, así como de sus hijos más ilustres.

Está previsto que las obras finalicen el próximo lunes con la colocación del pavimento en tonos azules y verdes.

Cabe recordar que, el pasado 6 de julio, José López presentaba el busto del científico cartagenero que fue hallado en las instalaciones de los almacenes municipales por el arqueólogo Diego Ortiz, siendo documentado por el historiador y cronista de Cartagena, Luis Miguel Pérez Adán.

Tras finalizar la colocación del busto, Ricardo Segado ha reseñado “la importancia de que a lo largo del Paseo Alfonso XIII podamos rendir homenaje a dos cartageneros ilustres del siglo XIX como Isaac Peral, a través de la réplica del submarino a la entrada de la ciudad, así como esta isleta que acoge el busto de Jiménez de la Espada”, reseñando además la proximidad del Instituto Jiménez de la Espada, cuya dirección ha trasladado al edil su satisfacción por la iniciativa.

Por último, Segado ha detallado algunos detalles del proyecto, “tratamos de ser fieles a la hazaña de Jiménez de la Espada que formó parte de la Comisión Científica del Pacífico. Así, en el pavimento se va a representar el océano y la tierra y estará retroiluminado para recrear esa Comisión Científica del Pacífico”.

Jiménez de la Espada

Marcos Jiménez de la Espada (Cartagena, 1831 – Madrid, 1898) fue un científico, zoólogo, explorador y escritor español.

En 1853 ganó una plaza de ayudante de Historia Natural en la Universidad de Madrid y en 1857, otra, igualmente de ayudante, en el Museo de Ciencias Naturales de la Corte.

Es conocido por participar en la llamada Comisión Científica del Pacífico, la mayor realizada por España en América después de perder la mayor parte de sus colonias en este continente, recorrido por Jiménez de la Espada y sus compañeros entre 1862 y 1865. El objetivo era recoger materiales de interés zoológico, botánico, geológico y antropológico, con destino al Museo de Ciencias Naturales y al Jardín Botánico de Madrid.

De regreso a España en diciembre de 1865, Jiménez de la Espada se reincorporó a sus puestos en el Museo de Ciencias Naturales y en la Universidad de Madrid. Durante más de seis años su trabajo consistió en ordenar y estudiar el material zoológico recogido en América y en preparar las correspondientes publicaciones.

El busto de Jiménez de la Espada ha visto la luz después de 81 años sin que nadie lo identificase. La primera vez que se supo de su existencia en las instalaciones municipales fue en 1995 y, en ese momento, no se consiguió ponerle nombre.

El historiador Diego Ortiz consiguió identificar el busto en una investigación enmarcada dentro de su próximo libro dedicado a la escultura en el primer tercio del siglo XX. El cronista Luis Miguel Pérez Adán colaboró en la búsqueda del busto.

La efigie fue esculpida en 1928 por Lorenzo Coullaut Valera, artista andaluz.

La imagen se le encargó a Coullaut Valera con motivo de un homenaje que se le tributó a Jiménez de la Espada, en donde a través del Museo Nacional de Historia Natural, personalidades muy significativas (Antonio Maura, los duques de Alba y Medinaceli, el marqués de Figueroa, Ramón y Cajal, Bauer, Alfonso Torres, Antonio Puig Campillo, etc.), directores de las Academias y Sociedades Científicas se tomó la iniciativa de realizar una recogida de donativos para la ejecución de su busto.

La imagen se trasladó a Cartagena en 1936, después de estar expuesta en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid y en el Jardín Botánico, también de la capital. Con el inicio de la Guerra Civil, el busto quedó abandonado en las instalaciones municipales, perdiéndose su memoria hasta hoy.

La imagen presentaba desperfectos, siendo restaurada por Pilar Vallalta. Se trata de un trabajo de gran tamaño y labrado en mármol blanco.

Cabe destacar que ya hubo intención de colocar un busto en un parque público de Cartagena en homenaje al insigne cartagenero Marcos Jiménez de la Espada hacia 1925.

En cambio, esta escultura llegó a Cartagena, quedó olvidada e incluso se perdió la memoria del personaje representado.

 

Declaraciones de Ricardo Segado

 

20170720_113719 20170720_114740 20170720_114434 20170720_113136 20170720_114215 20170720_115141

Un nuevo espacio público recuerda y honra al ilustre científico cartagenero Jiménez de la Espada
A %d blogueros les gusta esto: