Artículo de opinión de José López, secretario general de MC Cartagena y portavoz del Grupo municipal

 

Asistir al solemne acto de Santo Tomás de Aquino en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), además de una obligación para cualquier autoridad municipal, es para quien suscribe un motivo de orgullo y una oportunidad de compartir con sus miembros su brillante presente.

La UPCT acaba de celebrar los veinte años de trayectoria autónoma, lo que supone un excelente motivo de felicitación para todos los habitantes de nuestro municipio, la Comarca y la Región.

Desde su juventud, la UPCT nos ha brindado una contribución impagable gracias a su apuesta por la innovación y el conocimiento. Nuestra universidad ha convertido a Cartagena en referente indiscutible del I+D+i, algo absolutamente impensable hace apenas dos décadas.

La UPCT genera y transmite conocimiento, base ineludible de un verdadero progreso. Por eso, estoy orgulloso de haber revertido la indiferencia de los poderes públicos hacia ella, adoptando medidas que han generado una estrecha colaboración para mejorar nuestro presente mirando al futuro.

En esta línea, implementamos beneficios y exenciones fiscales para la institución; cedimos el Cuartel de Antigones y le dimos cabida en la Fundación Tomás Ferro, convirtiendo la finca del mismo nombre en eje de innovación y mejora de la industria agroalimentaria del Campo de Cartagena.

También, entre otras iniciativas, abrimos la puerta a la coordinación en la búsqueda de soluciones innovadoras para el municipio con las cátedras de Infraestructuras y Medio Ambiente; organizamos el I Congreso Internacional del Modernismo en el Arco Mediterráneo; apoyamos proyectos como el del UPCT Racing Team y sentamos las bases, junto con la Universidad de la Estrella, para la descontaminación de El Hondón.

Desde aquí, mi reconocimiento al esfuerzo realizado estos veinte años por dirigentes, empleados, docentes, investigadores y alumnos. El talento de estos últimos será decisivo para conseguir el futuro que deseamos para nuestra tierra.

Y una inquietud. Que superados estos veinte años, las injerencias políticas no perjudiquen el crecimiento de la institución ni ningún gobernante comprometa este brillante futuro dando la espalda a nuestra universidad, pues el trabajo conjunto y la unión de esfuerzos entre Cartagena y la UPCT es un pilar esencial e irreemplazable para avanzar hacia el progreso que anhelamos.

Gracias y enhorabuena.

UPCT, la ventana desde la que Cartagena mira hacia el futuro
A %d blogueros les gusta esto: