El Ayuntamiento de Cartagena recibió ayer la notificación oficial del PSOE por la que se comunica la expulsión de Ana Belén Castejón y los otros cinco concejales que acordaron con PP y Cs el Pacto de la Vergüenza, actuando de espaldas y sin el conocimiento ni con de las direcciones nacional y regional, así como de su militancia.

Tras la comparecencia de Ana Belén Castejón de ayer en la que aseguraba que todos seguirá igual a pesar de darse oficialidad a su transfuguismo, el portavoz municipal de MC, José López, ha asegurado que “siguen buscando excusas y alargando los plazos para mantener unos derechos que no les corresponden, porque engañaron a su partido para aprovecharse de todos los cartageneros y devolver al PP al Gobierno”.

Respecto a la rueda de prensa de la alcaldesa, ha manifestado que “cierto es que ayer presumió de que lo hacen por un plato de lentejas, porque para Cartagena son un lastre y no una oportunidad, pero como cada uno maneja sus hambres, ahí están Castejón y los suyos que cubren su apetito, el de reconocimiento y el otro, con un pacto por la pasta basado en la traición”.

El edil ha adelantado que “velaremos para que las consecuencias sean las legales a nivel municipal, esto es, la pérdida del grupo y todos sus derechos legales, materiales y económicos y que no lo intenten con trampas, alguna ya anunciada como ampliar el personal de Alcaldía, apuntalando derechos que eran del PSOE y no suyos, porque son tránsfugas”. Al tiempo, ha recordado que “PP y Cs, además de formar trinca para lo que haga falta con ella, serán también responsables civiles, penales o lo que surja de sus argucias para incumplir la Ley”.

El dirigente cartagenerista ha continuado explicando en referencia al Partido Popular y Ciudadanos que “poco podemos esperar de dos partidos que, además de haber maltratado a Cartagena, uno 24 años y el otro sólo los 4 que lleva en la Asamblea, mantienen un Gobierno de tránsfugas en contra de sus propios Estatutos y sus afirmaciones sobre esas deslealtades”.

Por otra parte, José López ha llamado la atención sobre la “lamentable contradicción” que supone que “Teodoro García sea tan ridículo que da amparo a Castejón por irse de copas en pleno dispositivo de alerta por la DANA, mientras pide que dimita un ministro por cenar”.

Por último, ha concluido lamentando que “eso es lo que han impuesto, indigencia moral y de gestión para cuatro años a cambio de sonrisas, o más bien carcajadas, las que sueltan a diario mientras se aprovechan de Cartagena”.

 

*José López

 

 

 

 

Este otoño es motivo de polémica el modo de gestionar por parte de la Delegación del Gobierno la llegada a las costas de Cartagena de pateras con inmigrantes.

Al respecto de esta situación, esta mañana, el diario La Verdad informa de la exigencia de explicaciones al Gobierno central por parte de los abogados de la Comarca ante el hecho de que sólo 65 de los más de 500 inmigrantes llegados al municipio en las dos últimas embarcaciones tuvieron asistencia de un letrado. Por ello, el Colegio de Abogados de Cartagena estudia hacer llegar una protesta al delegado del Gobierno, Francisco Jiménez (PSOE).

Asimismo, este colectivo llama la atención sobre el hecho de que estas personas no fueron puestas a disposición judicial, requiriendo conocer los motivos por los que no se dio esta situación como era norma que se hiciera.

Sobre esta cuestión, el presidente de MC Cartagena, Jesús Giménez, ha señalado que “el uso político que Noelia Arroyo y el Delegado del Gobierno han hecho de la última oleada de pateras no debe ocultar el caos organizativo y la falta de garantías legales y de seguridad que por su irresponsabilidad podemos seguir padeciendo en Cartagena”.

En este sentido, ha reseñado que “el episodio puede pasar, pero lo que queda es la evidencia de que Cartagena se ha mostrado ante las mafias como un coladero, un lugar en el que Arroyo anuncia a mitad de un Pleno municipal que está preparado para recibirlos, mientras el Delegado del Gobierno no les garantiza un trato humano, pero tampoco la legalidad y la seguridad”.

Giménez ha puesto de manifiesto que “la garantía constitucional de asistencia letrada y tutela judicial parece haber sido violada, según los datos ofrecidos por el Colegio de Abogados de Cartagena, que desconoce qué ha sucedido con más de 400 inmigrantes que podrían haber sido liberados sin más trámite o notificados de expulsión sin un letrado que los asista”.

El dirigente cartagenerista ha denunciado lo que ha calificado como “un procedimiento descontrolado, de república bananera, que nos podría costar como Estado una sanción de la Unión Europea y que como cartageneros nos alarma sobremanera”.

Explicaciones del Delegado del Gobierno

Ante la pésima gestión de esta crisis, Giménez ha indicado que “esperamos que el Delegado del Gobierno, si no dimite antes, nos cite lo antes posible para ofrecernos las explicaciones y los detalles que le hemos solicitado, porque como ya dijimos que Cartagena no puede ser un puerto home de las sueltas de inmigración ilegal, pero tampoco un puerto que no tenga las infraestructuras y la dotación de medios para atender estas situaciones, algo que es responsabilidad del Gobierno de España y, llegado el momento y en cuanto a los medios judiciales, del Tribunal Superior de Justicia porque los abogados de oficio siempre estamos ahí”.

Por último, Jesús Giménez ha lamentado que “es una lástima que la coordinación y buen hacer que demostramos en la crisis de 2017 se haya perdido en el ‘juego de tronos’ que vive Cartagena por los de ‘La Trinca’”.

 

*Fotografías de archivo