Seis meses de legislatura no ha sido tiempo suficiente para que el Gobierno presente un documento mejorado

Esta mañana, durante la celebración del Pleno extraordinario convocado al efecto, el Gobierno local ha aprobado, de manera inicial, la ‘nueva’ ordenanza de ruidos. El Partido Popular, hoy integrante de ‘La Trinca’, ha cambiado el voto que emitió el pasado mes de marzo dando su visto bueno a un texto que rechazó hace nueve meses.

Por lo tanto, seis meses, lo que llevamos de legislatura, es el tiempo que Castejón y Arroyo han consentido un estado de desprotección para hosteleros y vecinos para acabar presentando el mismo documento incompleto que ya fue descartado.

El portavoz de MC Cartagena, José López, en relación a la incongruencia vivida esta mañana, ha resaltado que “el texto contiene las mismas carencias que veíamos en el mes de marzo”, reseñando al mismo tiempo que lo aprobado hoy sigue “sin dar soluciones. No han hecho una ordenanza que equilibre las peticiones de los hosteleros con el derecho al descanso de los vecinos. Castejón tiene mucha prisa para hacerse la foto en inauguraciones pero ninguna cuando hay que tomar decisiones”, ha esgrimido.

Posteriormente, ha explicado lo que debía haber sido el proceso natural de redacción y definición de la ordenanza. “Tenían que haber convocado a los grupos políticos, a los ciudadanos y hosteleros para trabajar en la revisión de la ordenanza y que contemplara las normativas que den respuesta a los retos futuros de Cartagena como municipio turístico”.

Al hilo de esta última argumentación, el dirigente cartagenerista ha significado que “esto es literalmente lo que decía el Partido Popular cuando no formaba parte de ‘La Trinca’. Nada ha cambiado en la ordenanza para que ahora la vean como un documento que aporte soluciones de consenso y de convivencia entre todos los sectores afectados. O, sí, ha cambiado que en el juego de egos de las alcaldesas, un día una le cuela un gol a su amiga y, al día siguiente, la alcaldesa goleada intenta contraatacar con otro gol por la escuadra. Las formas las guardan, pero los rastros de sangre de sus puñaladas y las desconfianzas son ‘vox populi’ en esta casa”.

 

Promesas a los hosteleros

Acto seguido, el portavoz de MC ha lamentado que “nos quiera vender (la alcaldesa) un documento de consenso con todos los sectores”. “No es verdad. De serlo tendría el voto favorable de todos los grupos de este Pleno, pero lejos de sentarse con los colectivos y consensuar, lo que han hecho es pedir un voto de confianza a los hosteleros, concretamente a HOSTECAR, bajo la promesa que serán admitidas sus enmiendas al texto que hoy presentan, pero, ¿no sería más lógico, si esas alegaciones van a ser admitidas, que el texto las recogiera desde el inicio?”

Tras resaltar lo absurdo del planteamiento del Ejecutivo local, López ha manifestado que “como era de esperar, no impera la lógica. Bien porque la que hoy golea es Castejón a Arroyo, y la obliga a dejar a su partido y a quienes la precedieron en este Pleno como mentirosos (por pura maldad o redundancia, pues ya sabemos de lo que son capaces en el PP) o, lo que es peor, porque vuelve a engañar a los hosteleros y su patronal. El tiempo dirá”.

  • Grupo municipal MC Cartagena

  • De izquierda a derecha. Jesús Giménez e Isabel García

  • José López

  • Arantxa Pérez

  • Enrique Pérez
Castejón ‘impone’ a Arroyo la ordenanza de ruidos que el PP rechazó en marzo por incompleta
A %d blogueros les gusta esto: