Declaraciones de la concejal de MC Cartagena, Isabel García
  • Isabel García: “Reducen la participación a destinar 100.000 euros para los centros escolares”

En el día de ayer, durante la celebración del Pleno municipal del mes de mayo, el Gobierno municipal de PP y tránsfugas volvió a exhibir su desprecio a la participación vecinal al rechazar una iniciativa de la concejal de MC, Isabel García, por la que solicitaba la convocatoria de la Comisión de Seguimiento de los Presupuestos Participativos donde se informe del calendario que maneja para acabar las obras pendientes, así como de todas las actuaciones para la puesta en marcha de los Participativos en el ejercicio 2022.  

La puesta en marcha de los Presupuestos Participativos se debe a una iniciativa de MC promovida durante la Alcaldía cartagenerista para dar voz a los vecinos en la decisión sobre aquellas actuaciones que consideran prioritarias para su entorno.  

Sin embargo, como puso de manifiesto ayer concejal de MC, “llevamos tres años sin que los vecinos puedan decidir de manera directa en qué emplear una parte del presupuesto de su Ayuntamiento y, si no se empieza a trabajar ya, mucho nos tememos que tampoco puedan hacerlo en 2022”. 

Asimismo, durante el Pleno, García recordó que todavía siguen pendiente obras de 2018 sin acabar la onda verde de Los Dolores, la Capilla del Concejo, los huertos urbanos, el Parque Sauces, el alumbrado desde las Casas de Cándido a Nueva Cartagena, la remodelación de la plaza de San Isidoro, el acondicionamiento del Huerto de Cándido y del camino exterior de la Cueva Victoria. 

Obras eternas e inversión en obras menores en colegios

La ratificación del veto del Gobierno a los vecinos ha merecido la valoración de la concejal de MC Cartagena, Isabel García. “Durante mucho tiempo han intentado negar la mayor pero ayer D. Ortega lo confirmó en el Pleno; no hay presupuestos participativos, no convocan la comisión de seguimiento de los proyectos y reducen la participación a poco más de 100.000 euros destinados a los centros educativos. Allí, los alumnos deciden sobre el destino de esa cantidad que se reparte entre los centros del municipio, a los que los miembros del Gobierno corren raudos para hacerse la foto con los escolares”.

“Ortega no pestañea cuando dice que continúan las obras programadas, actuaciones de 2018 que parecen ser unas obras de El Escorial a la cartagenera, pues es evidente que se les han atragantado. Es el nivel de este Gobierno infantil”, ha lamentado.

Un municipio decadente y el horizonte de las elecciones

“Dice que este año”, ha continuado García, “no han seguido con la modalidad de ‘nuevas obras’, imaginamos porque ven un municipio reluciente que necesita de pequeños retoques. Son las consecuencias de no pisar calle, únicamente para descubrir placas, aunque éstas sean en un árbol. Mientras tanto, aprueban mociones como las de San Félix y la Urbanización Mediterráneo reconociendo que el municipio se les cae”.

Para finalizar, la concejal cartagenerista ha alentado al Gobierno local “a darse prisa. Ya sabemos que llegan tarde. De eso bien puede hablar el sector de los chiringuitos. Si no se ponen a trabajar ya, 2022 llegará y seguirá el veto a los vecinos. O quizá con el horizonte de las elecciones de 2023, a D. Ortega y N. Arroyo le entren las prisas”.

El Gobierno ratifica el veto a los vecinos cargándose los Presupuestos Participativos
A %d blogueros les gusta esto: