Los portavoces afirman que el Ayuntamiento no ha hecho nada para garantizar su cumplimiento, a pesar de la modificación que el PP aprobó en 2003, y que se centraba únicamente en añadir sanciones económicas

 

 

Los grupos de la oposición, PSOE, IU y Movimiento Ciudadano, han registrado esta mañana una moción conjunta para que se convoque una comisión permanente de evaluación y seguimiento de la Ordenanza Municipal Reguladora de la Venta, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas en la Vía Pública. Tal y como indican los portavoces de los tres grupos, “el Ayuntamiento no ha hecho nada para garantizar su cumplimiento desde que se modificó hace 10 años”.

 

La actual Ordenanza Reguladora de la Venta, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas en la Vía Pública, fue modificada por el PP el 28 de febrero de 2003. La pretensión inicial de dicha modificación era, según argumentos del equipo de Gobierno, recoger lo manifestado por los sectores interesados en las diferentes reuniones que se habían mantenido, para tratar de la extensión del fenómeno del consumo de bebidas alcohólicas utilizando la vía pública y otros espacios similares, así como paliar sus efectos, tanto entre los que participan en el mismo como entre los que lo sufren, además de facilitar la actuación municipal dentro del marco de la Ley 6/1997, de 22 de octubre sobre drogas, para la prevención, asistencia e integración social de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

“En definitiva, esta última modificación no supuso otra cosa que la introducción de sanciones, su clasificación en leves y graves, así como la cuantía económica de las correspondientes sanciones, algo, les podemos asegurar, totalmente alejado del debate intenso que se produjo en la mesa de trabajo que a tal efecto se convocó en aquél momento”, señalan los portavoces.

 

La oposición destaca que transcurridos 10 años, “en los que ni siquiera se ha evaluado el grado de cumplimiento de esta ordenanza, que ni siquiera se ha modificado para adaptarla a nuevas situaciones. Desde los grupos municipales de la oposición consideramos importante y necesario abordar un amplio debate, en el que participen jóvenes, a través del Consejo de la Juventud y asociaciones juveniles, vecinos, a través de la Federación de Asociaciones de Vecinos, empresarios de hostelería, agentes de seguridad, tanto local como nacional, y los grupos políticos para evaluar y mejorar esta ordenanza a todas luces irreal  y difícil de cumplir”.

 

 

 

Por todo ello, instan al equipo de Gobierno a convocar, de manera inmediata, una comisión permanente de evaluación y seguimiento de la Ordenanza Reguladora de la Venta, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas en la Vía Pública, con el fin de actualizar y modificar la misma acorde a la situación actual.

Los grupos de la oposición piden revisar la ordenanza que impide beber alcohol en la vía pública
A %d blogueros les gusta esto: