José López Martínez, Concejal y Portavoz del Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano de Cartagena, presenta al Pleno para su debate y posterior aprobación, la siguiente moción sobre falta de control y dejadez en la Avenida Víctor Beltrí.

MOCIÓN

No les resultará nuevo que traigamos al Pleno muestras y pruebas de los desmanes y despilfarros de su gobierno, hechos por los que tendrán que rendir cuentas desde la oposición a partir del próximo día 24 de mayo o desde donde la Justicia decida.

A finales de 2013, MC presentó una moción por la que se instaba a limpiar de escombros y basura acumulada, una de las principales avenidas y más transitada de nuestra Ciudad, la Avenida Víctor Beltrí, así como a la plantación de especies vegetales, debido a la total ausencia de las mismas, moción que fue rechazada con un NO a la urgencia.

Como viene siendo habitual, pasados unos meses, el equipo de la Sra. Barreiro tuvo a bien acceder a las peticiones demandadas, al parecer ya iban en “modo elecciones”.

Como no podía ser de otra manera y tras consultar el pliego de condiciones del concurso para la plantación de un número definido de arbolado de diferentes especies, donde también se definía el tamaño de cada una de éstas, miembros de MC se personaron en la zona para comprobar el cumplimiento del pliego de condiciones por parte del licitador agraciado, que no podía ser otro que Tecopsa, heredera de una empresa anterior ligada al Partido Popular, Intersa, que subcontrató los trabajos que le adjudicaron a otra empresa del sector, a pesar de que la oferta que presentó parecía por barata y a decir del resto de los licitadores, TEMERARIA. Cual fue la sorpresa del equipo de MC cuando, desplazados a la citada Avenida para realizar comprobaciones se pudo comprobar que las medidas de las plantas que figuran en las condiciones de oferta no correspondía con ésta, siendo las mismas inferiores a las licitadas. Este simple hecho daba la razón a las diferentes empresas licitadoras que habían advertido a nuestro equipo de trabajo de la anomalía que había servido a la adjudicataria a poder ofertar por debajo del coste real de lo aparecido en el pliego de condiciones, sembrando de dudas la legalidad de la adjudicación, pues visto lo visto la competencia entre empresas fue y es claramente beneficiosa para una de ellas y absolutamente perjudicial para el resto de licitadoras y sobre todo para los intereses de Cartagena y los cartageneros.

Ni que decir tiene que el precio de un palmito de 90 centímetros de altura no puede ser el mismo que otro de 20 centímetros, algo que constatamos en la mayoría de los casos y que pasamos a detallar:

  • Los cipreses que según pliego debían de ser de entre 200 y 350 centímetros, se plantaron de entre 170 y 180 centímetros.
  • Las palmáceas medianas con varios troncos que deberían de ser de entre 125 y 150 centímetros, no cumplen en ningún caso esas medidas.
  • En los palmitos que deberían ser de entre 50 y 90 centímetros de altura nos encontramos en que son de menor medida que los licitados, llegando alguno tan sólo a los 20 centímetros.
  • Las palmeras washintonias que se especificaban entre los 350 y los 400 centímetros de altura de tronco, no llegan en muchos casos a los 270 centímetros.

Todo lo dicho, amén de la participación del servicio municipal de jardines en la instalación del riego por goteo, algo que claramente no le correspondía a este servicio municipal y de otras irregularidades en el seguimiento y control de este contrato público, alteraron claramente los criterios de libre competencia e igualdad que deben regir las licitaciones públicas, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados pero que no por eso vamos a dejar de reseñar, sobre todo porque ignoramos el porqué se le consiente a una empresa que no cumpla con lo establecido en las bases de un concurso público y porque imaginamos a dónde van a parar parte de esos ahorros de la concesionaria en cuestión.

Para seguir con los despropósitos, nadie certificó la correcta finalización del concurso, pues el mismo estaba presupuestado para el año 2014 pero se ejecutó en el 2015, por lo que las certificaciones creemos que bien no se hicieron o se hicieron antes de la finalización del cumplimiento del contrato y por tanto creemos alejado de la legalidad.

Como no podía ser de otra manera, preguntamos a funcionarios municipales sobre el asunto, los cuales intentaron justificar la falta de talla y tamaño en el arbolado plantado, diciendo que no se encontraban en el mercado suficiente número de árboles de esas especies y esos tamaños, por lo que se optó por cambiar calidad o tamaño por cantidad, algo absolutamente ridículo, pues el espacio vital que necesita cada una de las especies para su normal desarrollo es el que es y el que al pasar de los meses necesitarían para su normal desarrollo, por lo que la aproximación entre unos árboles y otros sólo puede suponer un riesgo para la supervivencia de los mismos. Aquí está el equipo de Gobierno tranquilo, porque pensaban que los mismos iban a sobrevivir al menos hasta las elecciones municipales.

El problema es que esa supervivencia que preveían no se está dando y las quejas de los vecinos y conductores que transitan la Avda. Víctor Beltrí han llevado a que los técnicos de MC vuelvan a la zona el día 16 de abril a realizar un seguimiento de la plantación, comprobando que el resultado de esta inspección es, si cabe, más descorazonadora aún que la primera de las visitas.

Los técnicos pudieron comprobar el deplorable estado de mantenimiento de los jardines, de la mediana llena de basura arrastrada por el viento a la que se le suman decenas de palmitos secos, vegetación descontrolada, cipreses caídos, riegos que no funcionan o lo hacen de manera defectuosa y la acera de una de las rotondas literalmente destrozada.

Ya es conocida por todos la incapacidad y la desidia del gobierno popular, al que le pedimos desde la oposición y lo haremos desde el Gobierno, que rindan cuentas de estos euros despilfarrados con su pésima gestión.

Por lo expuesto presento moción a este Pleno Municipal, para que se inste a los servicios municipales oportunos a que comprueben la veracidad de las informaciones y denuncia que acabo de realizar en este Pleno, para después avanzar por las vías que sean necesarias para la devolución a las arcas municipales del dinero cobrado de más en función del tamaño real de las plantas colocadas y que no se corresponden con los tamaños que aparecían en el Pliego de Condiciones del concurso.

Del mismo modo, solicitamos la retirada inmediata de la basura acumulada en dicha vía, así como al mantenimiento de la misma dentro de unos mínimos de limpieza y dignidad para con la imagen de nuestra ciudad, y la reparación del bordillo y acera rotos en dicha travesía.

 

Cartagena, a 7 de mayo de 2015

Moción sobre falta de control y dejadez en la Avenida Víctor Beltrí
A %d blogueros les gusta esto: